HISTÓRICO
Santa Elena revive su sello
  • Santa Elena revive su sello |
    Santa Elena revive su sello |
POR JUAN DAVID ORTIZ FRANCO | Publicado el 26 de abril de 2013

Una comunidad rural, marcada por la tradición silletera que todavía la representa, convive con otras, de costumbres urbanas, que llegaron a Santa Elena en busca de un lugar para establecerse en un ambiente diferente pero cerca de la ciudad.

Ese aspecto se destaca en el panorama actual del corregimiento, tal vez el más representativo de la ciudad por el atractivo de sus tradiciones, las cuales dieron origen a festividades como la Feria de las Flores.

Sin embargo, Santa Elena no existe solo en la feria. Problemas como la calidad de la educación y los cambios en las vocaciones económicas, tienen un impacto constante en la vida de sus habitantes.

A pesar de las necesidades que se originan en los cambios que ha sufrido el corregimiento, en 2012, entre las 16 comunas y los cinco corregimientos de Medellín, Santa Elena tuvo la menor asignación de recursos de Presupuesto Participativo, 1,92 por ciento.

Según Ana Isabel Rivera, directora del periódico Viviendo Santa Elena, además del aumento en la inversión por parte de la administración municipal, se debe asumir el territorio del corregimiento de forma integral, más allá de las limitaciones administrativas que se generan por la cercanía entre veredas de varios municipios.

Orlando Atehortúa, miembro de la Junta Administradora Local de Santa Elena, dice que una de las mayores problemáticas que afronta el corregimiento es que "la gente dejó la producción agrícola porque ya no es rentable y no tiene ninguna protección". Según dice es necesario que las administraciones tengan en cuenta las opiniones de los habitantes de sus habitantes.

"Por ejemplo, con Arví, llegaron a ponerle cemento al bosque, llegó la basura y la inseguridad, desconocieron que construimos un Plan de Desarrollo Local en donde quedaron plasmados nuestros sueños".

Por su parte, Gonzalo Pérez, corregidor de Santa Elena, dice que las condiciones que llevaron a la transformación del corregimiento en un destino turístico deben transformarse en oportunidades de empleo y en mejores condiciones de vida para la población.

"Tenemos retos en seguridad social y alimentaria, pero en Santa Elena trabajamos duro por fortalecer nuestra historia y nuestra identidad".

En una conversación con los habitante de este corregimiento, identificamos sus sueños.