HISTÓRICO
SE ABRE EL CAMINO PARA QUE LA MADRE LAURA LLEGUE A LOS ALTARES; SERÁ LA PRIMERA SANTA ANTIOQUEÑA
EL COLOMBIANO | Publicado el 20 de diciembre de 2012
El Papa Benedicto XVI dio luz verde a la canonización de la Madre Laura, con la firma del decreto por el cual se reconoce el milagro producido mediante la intercesión de la religiosa antioqueña.

La causa de su canonización, además de su vida ejemplar y su apostolado misionero, se funda en la curación milagrosa del médico anestesiólogo Carlos Eduardo Restrepo quien, a sus 33 años, estuvo al borde la muerte con un complejo cuadro clínico.

Tras aprobar este milagro, que fue sometido a numerosas pruebas y testimonios, solo resta el estudio de los cardenales para culminar el proceso que comenzó en 1963.

Laura de Jesús Montoya Upegui nació en Jericó, Antioquia, el 26 de mayo de 1874 y falleció en Medellín el 21 de octubre de 1949. Conocida como la Madre Laura, es la fundadora de la Congregación de las Hermanas Misioneras de María Inmaculada y de Santa Catalina de Siena.

Fue una religiosa humilde y de un trato cálido. Huérfana de padre, desde temprana edad, por causa de la violencia. Su vida religiosa la dedicó al magisterio y a las misiones entre comunidades indígenas en las selvas del Darién.

Es beata desde 2004 y gracias a la refrendación de su milagro por el Papa Benedicto XVI ahora se espera su santificación, lo que es motivo de orgullo para su Congregación, para Antioquia y Colombia.

Entre sus seguidores hay alegría y su santuario se engalana con esta buena nueva.