HISTÓRICO
Se le acabó el reinado a Barbie
  • Se le acabó el reinado a Barbie | Los ingresos de la compañía Mattel han aumentado un 56 por ciento gracias a la venta de Monster High Dolls. FOTOS CORTESÍA
    Se le acabó el reinado a Barbie | Los ingresos de la compañía Mattel han aumentado un 56 por ciento gracias a la venta de Monster High Dolls. FOTOS CORTESÍA
Por LAURA VICTORIA BOTERO | Publicado el 11 de septiembre de 2013

Algo nos dice la tendencia. La sistemática caída en las ventas reportada por el fabricante de juguetes Mattel, específicamente en el renglón que ocupa la veterana Barbie, da señales sobre un cambio en la mentalidad de las clientas de este producto.

A las niñas chiquitas ya poco les dice la belleza fabricada, el atuendo impecable y la rubia cabellera de la exnovia de Ken. Tampoco se identifican con la mentalidad individualista, banal y consumista de la rubia.

El antropólogo y filósofo Hernán Darío Gil, de la UPB, explica que la nueva generación de usuarias apelaron a una relación mucho más solidaria, sana y respetuosa con el medio ambiente, como la que demuestran las muñequitas de la misma marca, referenciadas con el sello Monster High.

Monster High es un bachillerato como cualquier otro, solo que a él asisten estudiantes de características especiales. Por ejemplo, Draculaura, Cleo de Nile o Frankie Stein, son algunas de las chicas. Jackson Jekyll y Deuce Gordon son dos de los chicos.

Esta comunidad, agrega Gil, se integra con los otros individuos, tiene valores, respeta el medio ambiente. "Se ven individuos que encuentran placer en otras cosas, además de su propio cuerpo o en una forma de vestir. Lucen un cuerpo más sano, les interesa el medio ambiente, comen y comparten. Es un discurso que rompe con la idea del capitalismo que promueve Barbie".

Y así lo reconocen los mismos voceros de Mattel. En una entrevista reciente a la revista The Economist, Cathy Cline, responsable de comercialización de Mattel. "El mensaje con estas chicas (Monster Dolls) es celebrar las pequeñas locuras que tiene cada una, sus vulnerabilidades y lo que las hace distintas a una de otras, sobre todo, ahora que el matoneo está convirtiéndose en un tema tan sensible y complejo".

El profesor Carlos Mario Henao, jefe del departamento de psicología de Eafit, aborda el tema desde la teoría que plantea el autor Gilbert Simondon. "Simondon se dedicó a pensar en la identidad como resultado del devenir y cómo hay rasgos del pensamiento que uno toma de la cultura y los incorpora a la identidad. Este autor considera que los modelos y las estructuras psíquicas se modifican en la interrelación y conforman valores distintos".

Así es que estas muñecas, claramente descritas en su sitio web, adoptan valores como la solidaridad con las amigas, la alimentación saludable, el cuidado del medio ambiente.

Por ejemplo, a Draculaura le gustan las frutas, los vegetales y "apoyar a mis amigos". A Ghoulia Yelps nada le gusta más que leer, mientras que Lagoona Blue quiere ser oceanógrafa. En los chicos, se ve la preferencia por el deporte y las nuevas artes. A Deuce Gordon le encanta la gastronomía y Jackson Jekyll quiere ser científico.

El profesor Gil concluye que cualquier análisis indicaría que se está dando un cambio en la concepción ideológica y educativa del mundo en los niños y los adolescentes. "Se desvirtúa el modelo y el discurso ideal de Barbie. La tendencia es que las chicas quieran verse más reales, vestirse más reales, comer bien.