HISTÓRICO
Se nota control en el Centro, pero hay 2 lunares
  • Se nota control en el Centro, pero hay 2 lunares | Congestiones en el sector El Hueco en diciembre de 2012. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ Así luce el pasaje Junín en esta temporada. FOTO JULIO HERRERA
    Se nota control en el Centro, pero hay 2 lunares | Congestiones en el sector El Hueco en diciembre de 2012. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ Así luce el pasaje Junín en esta temporada. FOTO JULIO HERRERA
Por FERNANDA CAÑAS CAMARGO Y JOSÉ FERNANDO LOAIZA BRAN | Publicado el 14 de diciembre de 2013

Las reiteradas solicitudes a través del comercio formal y de la ciudadanía para que la Alcaldía tomara medidas de control hacia las ventas informales en espacio público, desembocaron en que para esta temporada decembrina la administración municipal adoptara un plan de recuperación de la comuna 10 La Candelaria, que ha representado un avance en la defensa de las calles y andenes del Centro de la ciudad.

El plan opera desde finales de noviembre, con la llegada de 300 policías para reforzar la seguridad de las 456 manzanas que conforman esa comuna, y la Subsecretaría de Espacio Público se unió a la iniciativa con la aplicación de operativos permanentes de control.

Esas medidas, en palabras de Sergio Ignacio Soto, director de Fenalco Antioquia, han permitido un "mejoramiento ostensible en el Centro. Vemos proactividad en el ejercicio de la autoridad de parte de la Subsecretaría de Espacio Público y los gestores están ejerciendo la labor de proteger las zonas de circulación de peatones y vías".

En ese sentido, coincide Jorge Mario Puerta, director de Corpocentro: "estamos contentos con los resultados que se han logrado hasta ahora y, a pesar de que las ventas ambulantes siguen en varios sectores, ya hay forma de caminar".

La zona que ha mostrado mayor transformación es el pasaje Junín en donde, según el ciudadano Gustavo Montoya, "este año se nota una diferencia enorme porque está muy bonito y controlado. No hay tantos venteros informales y eso nos permite a los transeúntes podernos desplazar tranquilos".

Sin embargo, en otros sectores el panorama no es el mejor, porque los controles de las autoridades no han valido para disminuir la invasión. Se trata de El Hueco y Bolívar, zonas en donde, por tradición, el comercio se explaya en las aceras y las calles, obstaculizando la movilidad de peatones y transeúntes.

Expresa sobre este asunto un comerciante de El Hueco, quien pidió reservar su identidad, que "esta zona se volvió un monstruo enorme que las autoridades ya no pueden dominar. Por más controles que haga Espacio Público, este sector se salió de las manos y es poco lo que se puede hacer".

Y, a los casos de las invasiones se suman las denuncias de extorsión de los comerciantes que le han llegado a la Personería. Según Rodrigo Ardila, personero municipal, "hemos recibido denuncias de venteros informales que dicen que hay criminales que les exigen pagar entre 500 mil y 2 millones de pesos para poder vender en el Centro".

Este flagelo, de acuerdo con el informe del secretario de Seguridad de Medellín, Iván Darío Sánchez, lo están atacando las autoridades con "el incremento de presencia policial en el Centro, pues pasamos de 13 a 40 cuadrantes (...). Además, el Gaula Metropolitano viene haciendo un trabajo muy importante y ha tenido éxitos contundentes, con más de 200 capturas este año en el Centro".

Por su parte, la Subsecretaría de Espacio Público explica que, a partir de los últimos días de noviembre y lo que va de diciembre, ha efectuado ocho operativos en el Centro.

Como resultado, la entidad impuso un total de 49 informes de retención de mercancía en los siguientes sectores: 14 en Bolívar y Caracas; cinco en San Ignacio; cuatro en cercanías de la iglesia de San José; 13 en Maturín y Alambra; un informe en San Juan; seis en Tenerife con Maturín y seis más en Amador.

Además, para continuar con su labor, la Subsecretaría de Espacio Público invita a la ciudadanía a que presente sus denuncias sobre el asunto en la línea única de atención de quejas y reclamos 385 75 86.

Apuntan a la formalidad
En el contexto de esta problemática, hay que aclarar que no todos los comerciantes ubicados en andenes y vías son irregulares. La Subsecretaría tiene registrados 10.655 comerciantes formalizados en Medellín, 4.650 de ellos laboran en el Centro y están carnetizados. Y, en el caso de los que no lo están, la apuesta del gremio, según Sergio Ignacio Soto, es que "se formalicen, porque no podemos permitir que esa zona se convierta en una invasión. Tenemos conocimiento de que a la comuna 10 llegan a vender personas de otras ciudades, hasta del exterior, y muchos venden contrabando o productos falsificados".
Entonces, para evitarles peligros a los clientes y pérdidas al comercio formal que paga impuestos, se espera que la intervención de las autoridades continúe y, de igual manera, que los ciudadanos apoyen a los vendedores regulados.

Jorge Mario Puerta destaca que la Alcaldía volcara sus esfuerzos hacia el Centro, pues, desde el punto de vista del director de Corpocentro, "la intervención en la zona se había perdido. Hay que recalcar la importancia del trabajo articulado entre sector público y privado, porque antes cada sector iba por su lado".

El mayor interés del comercio es que los ciudadanos vuelvan a recorrer el Centro con tranquilidad y, a pesar de que en ciertas zonas las autoridades han logrado mejorar el ambiente, falta control en otras tantas.

Como el gremio es consciente de lo complicado que es que la gente vuelva a tener la confianza de ir al Centro, los comerciantes exigen que los planes que las autoridades programaron para Navidad continúen. "No podemos permitir que en enero y febrero se pierdan los logros de diciembre", explica Puerta.