HISTÓRICO
Secuestradores habrían negociado desde Venezuela el rescate de los turistas españoles
  • FOTO AP
    FOTO AP
Redacción elcolombiano.com | Publicado el 18 de junio de 2013

El rastreo a dos líneas de telefonía celular usadas por los secuestradores de los turistas españoles, Ángel Sánchez Fernández y María Concepción Marlaska, para contactar a sus familiares y exigir el pago de su rescate, habría sido una de las claves de la investigación que permitió la identificación de los responsables en Colombia y Venezuela y la captura de los dos empresarios que se encargaron de recibir el pago en Madrid. 
 
Según El Nacional de Caracas, efectivos del Gaula de la Policía colombiana y agentes seguridad españoles, pidieron autorización al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Venezuela para hacer un seguimiento a las líneas adquiridas territorio venezolano y usadas por los captores. En todos los casos las llamadas activaron celdas de telefonía celular en la la ciudad de Maracaibo.
 
Según las autoridades colombianas y españolas, la banda de 'Los Pingüinos', como fue identificada la organización responsable del secuestro, habría tratado de vender a los dos secuestrados extranjeros a la guerrilla de las Farc. Sin embargo, ante la negativa de los guerrilleros, tomaron la determinación de exigir el pago de un rescate por sus propios medios.
 
Entonces, con la participación de dos empresarios, un sirio y un español, los captores definieron la cuantía, cercana a los 60 mil euros, y el lugar de la capital española en donde sería entregado el dinero.
 
Esa información estaba en conocimiento de las autoridades. Los agentes de seguridad organizaron la estrategia del pago que se efectuó sin contratiempos y siguieron de cerca a las dos personas hasta confirmar la liberación de los secuestrados. Cuando recibieron la noticia de que los dos ciudadanos españoles se encontraban bajo la custodia de las autoridades colombianas, capturaron a los dos empresarios y recuperaron el dinero.
 
El pasado lunes, en declaraciones a un medio radial, el general Humberto Guatibonza, director del Gaula de la Policía, aseguró que las autoridades siguen la pista de los responsables del plagio en la frontera: "Sabemos quiénes son, que están entre Venezuela y Colombia", dijo el oficial.
 
Además, Guatibonza dijo que las investigaciones tratan de establecer cuáles serían otras posibles conexiones internacionales de la banda y su relación con los empresarios capturados en Madrid, con quienes según el general, podría existir un vínculo relacionado con el narcotráfico o con la trata de personas.