HISTÓRICO
Sherman disfruta con su joya de gol
  • Sherman disfruta con su joya de gol
Por WILSON DÍAZ SÁNCHEZ | Publicado el 22 de abril de 2013

Cuando Diego Armando Maradona le hizo el gol a Inglaterra en el Mundial de México-86, después de dejar regados a varios ingleses, Sherman Cárdenas no había nacido.

Y el día que Lionel Messi le regaló al mundo otra "joya" en la victoria (5-2) del Barcelona sobre el Getafe por la Copa del Rey, en abril de 2007, el mediocampista de Nacional tenía 18 años y daba sus primeras pinceladas en el balompié profesional. Lio tenía 19.

Esos dos goles, considerados por muchos como los mejores en la historia del fútbol y que han dado pie para comparar a Maradona y Messi, son parte de la inspiración de Sherman que los ha visto una y otra vez en video. Y el sábado, en el estadio de Techo de Bogotá, frente a Equidad, un tanto suyo hizo evocar a esos dos genios del balón.

"Uno siempre se sueña esa clase de anotaciones, y gracias a Dios la conseguí con esta gran institución como lo es Atlético Nacional", relata el santandereano que con entrega y talento se ha ganado el cariño de la afición verdolaga.

Sherman dice que más que imitaciones, esas jugadas son fruto del momento del partido, "de cómo va saliendo la acción". Y de inmediato rememora un gol parecido que le marcó al Chicó, actuando para Equidad, con su actual compañero Cristian Bonilla como arquero del conjunto boyacense. "También arranqué desde la mitad de la cancha y anoté".

Felicidad total
Mientras observa las imágenes de televisión siente orgullo y felicidad. Dice que en la cancha no se recuerdan mucho las jugadas, pero que los videos muestran la verdadera dimensión. "Lo bonito que fue el gol y lo que significó para el club".

El esposo de Angélica Rico y padre de Sherman Jr y Sheona, una nena de 17 meses, asegura que está feliz en Medellín por el clima, las comodidades y la acogida de la gente. Sabe que con su juego y las oportunidades que recibe del técnico Juan Carlos Osorio podrá aumentar la cuota goleadora con los verdes, que ya va en cinco tantos.

"Estoy tranquilo por lo que estoy viviendo -asegura Sherman-, sé que esto es de momentos. Lo más importante es lo que viene, por eso cada día me entreno fuerte para dar lo mejor y seguir creciendo como futbolista y como persona, y a la par contribuir con una gran campaña".

Este creativo resalta que el apoyo familiar y los valores que recibió en su infancia lo mantienen fortalecido. Deja a un lado las presiones y saca el mayor provecho de cada experiencia con Nacional, que el domingo tendrá otra prueba ante el DIM por la Liga Postobón-I.

Su mente se ocupa hoy en triunfar para brindar alegrías con triunfos y, ojalá, con jugadas de crac como las que ha hecho en Bogotá.