HISTÓRICO
Si no hay avance, no sigue proceso
  • Si no hay avance, no sigue proceso
Por DANIEL RIVERA MARÍN | Publicado el 24 de febrero de 2013

Aunque el presidente de la República, Juan Manuel Santos, dijo hace un par de días que el proceso de paz con las Farc "está muy bien pensado" y que no fue algo "que surgió de la noche a la mañana"; advirtió que si no hay avances el Gobierno se levantará de la mesa.

"En este momento no tendré ningún problema en levantarme de la mesa y decir esto se acabó. Pero voy a hacer todos los esfuerzos posibles para que eso no suceda, porque imagínense ustedes a Colombia sin ese conflicto. Si con conflicto hemos logrado, imagínense ustedes lo que significaría Colombia sin conflicto. Por eso voy a perseverar", dijo el Presidente.

Esta fue una respuesta a la carta enviada por alias "Timoleón Jiménez" ("Timochenko"), jefe máximo de las Farc, en la que le decía al primer mandatario "salvemos la paz, Santos", quejándose de las declaraciones en San Vicente del Caguán donde señaló a las Farc de ser responsables de despojar más de 500 mil hectáreas a campesinos del sur del país.

Las declaraciones de Juan Manuel Santos, que se hicieron el sábado en Santa Bárbara, Antioquia, también tocaron el tema "más importante... que no podía haber ningún tipo de tregua de ninguna naturaleza hasta que llegáramos a los acuerdos, hasta que firmáramos".

Así ratificó que no habrá cese el fuego bilateral, como han querido los plenipotenciarios de las Farc en La Habana, Cuba. "Entretanto, la gente debe entender que estamos conversando en medio del conflicto, que eso es difícil, muchas veces contradictorio, pero esa es la ruta que escogimos deliberadamente, a propósito, y esa es la ruta que continuaremos hasta una de dos: o logramos los acuerdos o llegamos a un punto donde nos convencimos de que esta gente no quiere llegar a acuerdos". Por su parte, el analista y director de la Corporación Nuevo Arco Iris, León Valencia, cree que el proceso de paz está pasando su peor momento en el país debido a las confrontaciones verbales entre Gobierno y Farc, además de las posiciones de los contradictores de la negociación. "Las declaraciones del presidente el 20 de febrero desde San Vicente del Caguán, diez años después del fracaso del proceso de paz, son un mal simbolismo", dijo.

Sin embargo, Valencia asegura que en Cuba las cosas tienen otro matiz. "Todos los datos que me llegan de la mesa, dicen que van bien. Seguramente una de las críticas es que va lenta, y sí, pero hay un buen ambiente y se está empezando a llegar a acuerdos. Eso es lo que hay visibilizar".

El analista Alfredo Rangel cree que "la escalada de recriminaciones mutuas entre el Gobierno y las Farc son el síntoma inequívoco de que los diálogos de paz están empantanados. El origen de esa situación está en el error del Gobierno de aceptar un diálogo en medio de la violencia".

El presidente Santos asegura que en este momento él esta "minimizando los costos, si esto fracasa. Yo espero que no fracase".