HISTÓRICO
Sídney registró 45,8 grados, temperatura récord en su historia
  • Sídney registró 45,8 grados, temperatura récord en su historia | FOTO REUTERS
    Sídney registró 45,8 grados, temperatura récord en su historia | FOTO REUTERS
Efe | Publicado el 18 de enero de 2013

La ciudad de Sídney alcanzó este viernes los 45,8 grados centígrados, la temperatura más alta registrada en toda su historia, indican los medios locales.

Según las mediciones del servicio de meteorología, los termómetros marcaron el máximo histórico a las 2:54 de la tarde, hora local (9:54 de la noche en Colombia), sobrepasando la anterior cifra de 45,3 grados datada en enero de 1939 por el Observatorio Hill de la ciudad australiana.

Desde que comenzara el año esta es la segunda vez en la que se registran temperaturas superiores a los 40 grados, algo que sólo ha sucedido cuatro veces en enero en los últimos 107 años.

"El verano pasado el mercurio llegó a un tope de 33,4 grados y Sídney sólo tuvo dos días por encima de los 30. En promedio, la ciudad alcanza los 40 grados una vez cada tres veranos. Este año el inicio de la época cálida es inusualmente caliente", manifestó el meteorólogo Ben McBurney al diario "Sídney Morning Herald".

La ola de calor, que afecta especialmente a los estados de Victoria y Nueva Gales del Sur, ha llevado a los servicios de emergencias a alertar sobre la posibilidad de nuevos incendios o el recrudecimiento de los ya existentes.

Las llamas de un incendio declarado este jueves cerca de la localidad de Aberfeldy, en el estado Victoria, ya ha arrasado 25.000 hectáreas y amenazan varias poblaciones, según indicaron los bomberos al canal "ABC".

Para la jornada del sábado se prevé una bajadas en las temperaturas, que rondarán los 30 grados, que vendrán acompañada de probabilidad de lluvias y tormentas eléctricas.

El verano austral, de diciembre a marzo en el hemisferio sur, registra unas temperaturas más moderadas que el verano boreal, de junio a septiembre en el hemisferio norte, debido a que la masa oceánica, predominante en el hemisferio sur, actúa como regulador de la temperatura.