HISTÓRICO
Sigue sin esclarecerse matanza
de indígenas en Nariño
Colprensa, Efe | Publicado el 10 de febrero de 2009

El gobernador de Nariño, Antonio Navarro Wolff, denunció a la guerrilla de las Farc como autora de la masacre de por lo menos 8 indígenas pertenecientes a la comunidad Awa en zona rural del municipio de Barbacoas, occidente de ese departamento.

El mandatario afirmó que la guerrilla llegó el pasado 4 de febrero hasta el resguardo Unipa, ubicado en el corregimiento Tortugal, una apartada zona del pie de monte costero nariñense, en donde se encontraban 17 nativos y los acusaron de tener vínculos con la Fuerza Pública.

"La guerrilla sacó del lugar a varias familias recriminándolas por su supuesta colaboración con el Ejército. Un joven logró escapar y contó que los habían amarrado, luego los torturaron, los golpearon y mataron a 8 con arma blanca", indicó Navarro Wolff.

Este martes las autoridades no habían podido establecer cuál fue la suerte de las 9 personas restantes del grupo sacado a la fuerza por la guerrilla y de otras 6 que habían sido enviadas por la propia comunidad a la zona para verificar lo sucedido.

Según el asesor de Paz de Nariño, Xavier Hernández, algunos miembros del Ejército son los únicos que realizan operaciones en la zona para tratar de establecer el número total de muertos.

Comisión aún por definir
Una reunión convocada para este miércoles, a la que asistirán delegados de la Defensoría del Pueblo, Organismos Internacionales y Defensores de  Derechos Humanos, buscará garantizar la creación de una comisión que se trasladaría hasta la zona o por lo menos procurará ofrecer asistencia humanitaria urgente a las comunidades Awa que habitan la zona en donde ocurrió la masacre.

Sin embargo, por lo distante y agreste del territorio y la grave situación de orden público en la zona, con presencia de guerrilla y paramilitares, además de campos minados, ha hecho más difícil la conformación de la delegación humanitaria.

"Hemos estado conversando con el Sistema de Naciones Unidas pero ellos dicen que no hay garantías de seguridad para trasladarse al lugar" agregó el gobernador Wolff.