HISTÓRICO
"Sin dopaje, es imposible ganar el Tour": Lance Armstrong
  • FOTO ARCHIVO
    FOTO ARCHIVO
Efe | Publicado el 28 de junio de 2013

"Ganar el Tour de Francia sin doparse es imposible", según el exciclista estadounidense Lance Armstrong, quien asegura al diario francés Le Monde que no se considera el "inventor" de esa práctica por la que fue despojado de sus siete victorias en la prueba gala.

"Es imposible ganar el Tour de Francia sin doparse. Porque el Tour es una prueba de resistencia en la que el oxígeno es clave", declara Armstrong al vespertino, que adelanta las declaraciones que publicará este viernes en su edición en papel.

"De acuerdo con que se borre mi nombre del palmarés, pero el Tour se celebró entre 1999 y 2005, ¿verdad? Pues tendrá que haber un ganador. ¿Quién es? Nadie se ha presentado para reclamarme mis 'maillots'", declara.

"Yo no inventé el dopaje", continúa Armstrong en la entrevista con el vespertino francés, al que confiesa: "simplemente participé en el sistema".

"Nunca tuve miedo de los controles antidopaje. Nuestro sistema era muy simple y no tenía riesgos. Me daban más miedo las aduanas y la policía", afirma Armstrong.

Confiesa que "nunca" podrá reparar lo que hizo pero asegura que pasará "el resto" de su vida intentándolo. "Fui muy duro con la gente. Batirse sobre la bicicleta, perfecto. Batirse fuera no lo es. No pude, no pude diferenciar las dos cosas", confiesa.

Y en cuanto al exciclista francés Laurent Jalabert, de quien la Comisión de Investigación Senatorial sobre la eficacia de la lucha contra el dopaje en Francia reveló que se dopó en el Tour de 1998, Armstrong asegura: "con todo el respeto que le debo, está mintiendo", al recordar que el corredor galo lo ha negado.

Armstrong puso fin en enero a un decenio de desmentidos al reconocer en una entrevista concedida a la periodista estadounidense Oprah Winfrey que consumió todo tipo de sustancias dopantes y recibió transfusiones de sangre durante su carrera como profesional.

Armstrong aceptó la acusación de la Usada de haber participado en un programa sistemático de dopaje, lo que lo llevó a perder sus logros deportivos, incluyendo sus siete Tours de Francia y la medalla de bronce ganada en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000.

Este viernes en "Le Monde" Armstrong asegura que el sistema de dopaje que utilizó "era muy simple", a diferencia del empleado por la trama de la Operación Puerto en España, de la que dice que "era cien veces más sofisticada".

"La historia demostrará que todo fue solo una salida de la Usada para armar jaleo", agrega Armstrong.

Y sobre la Operación Puerto, concluye que está "seguro" de que "algunos grandes clubes de fútbol han influido en la decisión", en alusión a las condenas pronunciadas el pasado abril en este caso.

"De cualquier manera, todavía se considera al ciclismo como el único responsable", termina Armstrong en alusión a la citada Operación Puerto.