HISTÓRICO
Snowden será actor protagónico del libreto antiyanqui
  • Snowden será actor protagónico del libreto antiyanqui
Juan David Escobar Valencia Director del Centro de Pensamiento Estratégico de Eafit | Publicado el 24 de junio de 2013

Aunque todavía no está completamente confirmado su destino, es posible que el extécnico filtrador de la NSA, Edward Snowden, termine asilándose en Ecuador. Además del apoyo que implicaría para Snowden estar cerca a Julian Assange, al presidente Correa le gustan los trofeos de caza y las circunstancias que le ayuden a reforzar su postura nacionalista y antiestadounidense y le ayuden a mostrarse como la astilla en la pata del león y como el nuevo líder de la Alba.
 
Nada de esto es nuevo. La segunda mitad del siglo pasado estuvo llena de casos en que los enemigos de EE.UU. eran elevados a la figura de héroes y recibidos con honores en algunos países de la esfera soviética y en las dictaduras más terribles de África como la de Libia. Por nuestras tierras, Cuba era y sigue siendo el oasis, hospital, centro de entrenamiento y escondrijo de terroristas y narcotraficantes.
 
El presidente Correa llegó al poder con un discurso antiimperialista, como los de la Alba, en el que el libreto antiyanqui se acompaña de la quema de banderas estadounidenses. Como Fidel, Correa criticó a quienes se arrodillaban al “imperialismo yanqui” y posaron de ser los únicos dignos de este continente, pero nunca dijeron que ellos se entregaron por completo a las directrices de otro imperio, el soviético para el caso cubano, y ahora el chino para el caso de Ecuador, al que le debe parte de su permanencia en el gobierno.
 
A Correa, un atropellador de las libertades de expresión, que mandó a secuestrar a Colombia uno de sus exfuncionarios que le estaba destapando sus entuertos, no debe parecerle extraño ni inútil acoger a un hombre como Snowden, quien al parecer podría ser defendido por el exjuez Baltasar Garzón, destituido por las interceptaciones ilegales que hizo en su país. Dios los cría y ellos se juntan.