HISTÓRICO
Solventes orgánicos aumentan riesgo de enfermedad autoinmune
  • Solventes orgánicos aumentan riesgo de enfermedad autoinmune | ILUSTRACIÓN ESTEBAN PARÍS
    Solventes orgánicos aumentan riesgo de enfermedad autoinmune | ILUSTRACIÓN ESTEBAN PARÍS
POR RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ | Publicado el 17 de enero de 2013

No es que quitarse el esmalte de las uñas con removedor la ponga en peligro inminente ni utilizar ciertos perfumes. Tampoco usar solventes para pinturas ni ciertos detergentes. No.

Pero un estudio realizado por investigadores del Centro de Investigaciones sobre las Enfermedades Autoinmunes de la Universidad del Rosario reveló que el riesgo de desarrollar estas enfermedades crece con el uso de los llamados solventes orgánicos.

El estudio publicado en Plos One sugiere que el riesgo de desarrollar varias de estas enfermedades es 54 por ciento mayor con esos solventes.

Adriana Rojas Villarraga, autora principal, explicó los alcances de lo hallado y algunos aspectos relacionados.

¿Qué hace que esos solventes sean un riesgo?
"Los solventes disuelven sólidos, líquidos o gases. Son orgánicos e inorgánicos. Los orgánicos (SO) son compuestos en cuya estructura se encuentran moléculas de carbono. Son utilizados en actividades tales como lavanderías (tetracloroetileno, percloroetileno), pinturas (tolueno y turpentina), pegamentos (acetona, metil acetato, etil acetato), removedores de manchas (hexano, petróleo, éter), detergentes (citrus terpeno), entre otros.

La exposición a ellos y a contaminantes orgánicos derivados de procesos industriales a gran escala y la polución ambiental generada por sus emisiones puede estar asociado a alteraciones biológicas que pueden desencadenar respuestas autoinmunes (ataque inmunológico contra el propio organismo)".

¿Cuáles de estas enfermedades pueden surgir?
"A través de los estudios del CREA se ha podido identificar que existe un riesgo incrementado de desarrollar autoinmunidad cuando se presenta exposición a este tipo de solventes. Las enfermedades que se han asociado de manera significativa son: esclerosis múltiple, esclerosis sistémica, cirrosis biliar primaria y vasculitis primaria".

¿Qué tanto uso de los solventes se constituye en una amenaza para la persona?
"Es difícil determinar un nivel único de exposición o toxicidad para desarrollar autoinmunidad cuando se entra en contacto con estas sustancias. Los estudios que se han desarrollado son diversos en cuanto a esta medición.

Las enfermedades autoinmunes son multifactoriales, ya que no solamente los factores ambientales predisponen al individuo. Otros factores, tales como los genéticos participan en el riesgo".

¿Hay algún solvente más nocivo?
"Para efectos de desarrollo de enfermedades autoinmunes es difícil determinar un agente particular ya que los estudios evalúan exposiciones ocupacionales de manera retrospectiva, lo cual puede llevar a concluir que un individuo puede haber sido expuesto a múltiples sustancias".

¿Quiénes estarían en mayor riesgo?
"Las enfermedades autoinmunes son generadas por varias causas que actúan en conjunto, principalmente dos: genéticas (múltiples genes, cuyas variantes o polimorfismos afectan el riesgo) y medioambientales (tóxicos, virus, contaminantes, muchas veces desconocidos). Aquellos individuos que con más de un factor de predisposición estarán en mayor riesgo".

¿Cómo saber si uno está predispuesto?
"Hoy en día se ha implementado la medicina personalizada, el campo de la salud que individualiza la atención médica. Se basa en la información única que cada persona posee desde el punto de vista clínico, genético y ambiental (ej. tóxicos) entre otros. Es, por lo tanto, una aproximación integrada y coordinada basada en la evidencia científica que permite individualizar el cuidado de cada persona".