HISTÓRICO
Subsidios de Agro Ingreso Seguro entraron a Interbolsa, según representante Simón Gaviria
  • Subsidios de Agro Ingreso Seguro entraron a Interbolsa, según representante Simón Gaviria |
    Subsidios de Agro Ingreso Seguro entraron a Interbolsa, según representante Simón Gaviria |
La República | Publicado el 06 de diciembre de 2012

La red de Interbolsa parece haber penetrado todos los sectores económicos del país. Lo que parecía ser un problema del sector financiero y específicamente de las comisionistas de bolsa, pasó a mayores después de que el representante a la Cámara, Simón Gaviria, revelara el vínculo entre Víctor Maldonado Rodríguez, dueño de 30 por ciento de Interbolsa y los créditos de Agro Ingreso Seguro (AIS).

De acuerdo con Gaviria, Víctor Maldonado aparece en la lista de los beneficiarios de AIS, a través de la firma Las Tres Palmas Ltda, mediante la cual recibió un crédito por 2.450 millones de pesos.

Esta compañía es una organización que administra empresas o negocios relacionados con la adquisición de bienes inmuebles.

Las autoridades tendrán ahora que entrar a investigar por qué dineros que eran exclusivamente para desarrollar el agro en Colombia terminaron en una empresa de bienes inmuebles, así como si estos recursos fueron utilizados para financiar otros negocios del empresario, tal y como habría sucedido con los préstamos recibidos del fondo Premium Capital.

Otro dato que resaltó Simón Gaviria en su presentación fue que según el registro de Cámara y Comercio de la firma Las Tres Palmas, está ubicada en la calle 72 N° 13 - 49 piso 5 en la ciudad de Bogotá.

En ese mismo edificio opera Helados Modernos de Colombia S.A., firma con la que Maldonado logró consolidar su patrimonio, asimismo, está la compañía Cuama S.A., sociedad que tiene por objeto social la inversión en toda clase de muebles e inmuebles, los cuales tendrán un carácter de activos fijos.

Estas tres compañías son solo algunas de propiedad de Maldonado que hacen parte de su telaraña empresarial y que deberán ser investigados por las autoridades colombianas.

"La Superfinanciera sí sabía": Gaviria
Según el representante Simón Gaviria, "cada vez conocemos nuevos y contundentes documentos que comprueban que las autoridades encargadas de vigilar y controlar el mercado bursátil supieron con mucho tiempo de anticipación lo que estaba pasando, y con lujo de detalles. ¿Por qué no hicieron nada para evitar el descalabro de Interbolsa? ¿Quiénes estaban interesados en darle a este episodio un bajo perfil?", fueron algunas de las preguntas que dejó abiertas el representante.

Otro de los documentos revelados por Gaviria vuelve a abrir el debate sobre la labor de la Superintendencia Financiera, pues el pasado 1 de febrero de 2012 en un informe enviado por el Autorregulador del Mercado de Valores a Diego Mauricio Herrera, superintendente delegado de Supervisión de Mercados, se explicó la relación entre 20 empresas de Interbolsa y Maldonado que habrían hecho preacuerdos para negociar el título de la Bolsa Mercantíl de Colombia.

La idea era que entre estas compañías se ponía de acuerdo para negociar el título y hacer que este tuviera un comportamiento alcista, así mismo, evidencia que estas empresas operaban en dos sedes: en el edificio de Interbolsa y en las oficinas de Maldonado en la calle 72.

Para Gaviria, esta no es la primera vez que ocurren cosas similares con firmas comisionistas, está el caso de Proyectar Valores, Intervalores y otros, "si no se toman las medidas esto puede volver a ocurrir, y lo que estamos viendo es que esto es lo más parecido a un cartel de especulación".

Nuevos documentos corroboran las relación estrecha entre Interbolsa y el fondo Premium Capital, aunque se sabe del contrato de corresponsalía que había entre las dos empresas, ahora se conoce que una buena parte de los recursos que se movían en el fondo fueron a parar a los negocios de sus socios, tales como Víctor Maldonado y Tomás Jaramillo.

Por ahora, se esperan los resultados de las investigaciones que se están llevando a cabo para determinar responsables y la manera como van a responder a los inversionistas, quienes desde ya se calcula que perdieron cerca de medio billón de pesos.