HISTÓRICO
Suspendido el diálogo entre Gobierno y cafeteros
  • Suspendido el diálogo entre Gobierno y cafeteros |
    Suspendido el diálogo entre Gobierno y cafeteros |
Colprensa | Publicado el 01 de marzo de 2013

El ministro del Interior, Fernando Carrillo, informó que el diálogo entre el Gobierno y los cafeteros, para buscar soluciones al paro, fue suspendido, teniendo en cuenta que una de las condiciones era "terminar con las vías de hecho" y esto no ha ocurrido.
 
"De aquí en adelante continuaremos con los dirigentes cafeteros que están en la legalidad, que no están promocionando las vías de hecho y taponando las vías (..) Ya se están presentando situaciones de emergencia humanitaria en algunas ciudades del país y esto es lamentable reconocerlo", dijo Carrillo, luego de sostener una reunión con el presidente Juan Manuel Santos y otros Ministros.
 
Carillo recordó que durante trece horas se llevó a cabo una reunión, en el Ministerio de Trabajo, para buscar soluciones frente a la movilización, sin embargo, los dirigentes cafeteros asumieron “una posición bastante intransigente, rígida e inflexible”.
 
“Después de trece horas de reiterar el Gobierno la importancia, en el caso de quiénes están taponando las vías y bloqueando las carreteras de Colombia, estos dirigentes les enviaran un mensaje para que no lo hicieran más, esto no se consiguió. Esa es la razón principal por la que el diálogo ha sido suspendido”, señaló.
 
Según el jefe de la cartera política, los bloqueos que se están presentando han llevado a que se produzca desabastecimiento en algunos departamentos y, además, a que se esté precipitando una emergencia humanitaria por cuenta de la “intransigencia de quiénes están taponando las vías”.
 
“En el caso de Popayán, algunos turistas de nacionalidad peruana se hallan en situaciones complicadas, hay grupos humanos, donde hay bebés en brazos esperando algún tipo de atención y por cuenta de los bloqueos no han podido ser movilizados”, agregó.
 
A pesar de estas declaraciones, el Ejecutivo reiteró su disposición al diálogo, siempre y cuando no se produzcan alternaciones de orden público.
 
En el encuentro del jueves, el Gobierno propuso aumentar de 60 mil a 90 mil el subsidio por carga comercializada (sobre un precio que hoy es levemente superior a los 500 mil pesos por carga), a través de la figura denominada Apoyo al Ingreso al Caficultor (AIC).
 
No obstante, los cafeteros mantuvieron su posición de que debe haber un valor mínimo fijo, el llamado precio de sustentación, que quieren establecer en 750 mil pesos por carga. El costo de aceptar esa propuesta para el Gobierno es insostenible fiscalmente.