HISTÓRICO
Tanzania es otro“Kenia” en maratón
Por SANTIAGO HERNÁNDEZ HENAO | Publicado el 07 de septiembre de 2013
Los une el idioma suajili, las planicies polvorientas, y las zancadas en sus atletas. Por eso Julius Gidabuday saca pecho por Tanzania, un "hermanito menor" de Kenia en las carreras de fondo, como la Maratón de las Flores.

"Somos similares en su topografía, compartimos una frontera, hablamos el mismo idioma. Muchos de nosotros vamos a competir y entrenar a Kenia, nos sentimos muy cercanos porque compartimos varias tribus", dice Julius, el único tanzano que toma la partida hoy en la competencia de los 42 kilómetros de la segunda edición de la carrera antioqueña.

En el mundo Tanzania no es tan conocida como Kenia. En su registro apenas tiene dos medallas olímpicas (Filbert Bayi y Suleiman Nyambui), aunque ambas con atletas en carreras de fondo. Por eso, Julius se anima a hacer la comparación, pese a que su hogar hoy está en Paipa, lejos del oriente africano, cuna de los mejores en las carreras de fondo.

"Como hablamos el mismo idioma tenemos la facilidad de entrenar en muchos lugares. El entrenamiento lo hacemos conjunto, aunque ellos tienen más resultados. Cuando están acá en Colombia entreno con ellos y nos sentimos cómodos", anota el hombre, uno de los tres africanos que se le miden a los 42 kilómetros junto al etíope Alene Amere Reta y al keniata Emanuel Samal. Junto a ellos, una veintena de colombianos buscará el segundo título en la maratón, que el año pasado tuvo como ganador a Philip Kipitok Metto, pero que fue descalificado por no tener los papeles en regla. El título fue para José David Cardona, deportista de La Ceja.

"Los africanos serán muy duros de vencer, pero para eso nos estamos preparando. Ojalá pueda repetir el título del año pasado, pero esta vez sí como primero", sostiene José, campeón suramericano de la distancia en 2012, título que este año heredó su hermano Juan David.

Hoy sale a la calle esperando poder levantar la bandera de Tanzania. Por ahora, vive tranquilo en Colombia y en su visita a Medellín. "Para mí, este es un país muy bonito. Y muy tranquilo".