HISTÓRICO
El Tarot del Caminante para 2013: Tauro
  • El Tarot del Caminante para 2013: Tauro
Elena María Molina | Publicado el 31 de diciembre de 2012

El arcano: La rueda de la fortuna
La ley de la rotación, el universo como un mecanismo sometido a leyes cíclicas. Señor de las fuerzas de la vida.

También llamada la inteligencia compensadora, porque recibe la influencia divina que distribuye como una bendición sobre todas las modalidades del ser.

El tiempo es para recibir luz e iluminar el camino propio y el entorno. Vivir y dejar vivir. Exprese agradecimiento y alegría de existir, evite el juicio y trate de ser más misericordioso.

Adicionar a sus propósitos personales actividades que eleven el nivel de conciencia, la alegría de los que entran en contacto con usted. Involúcrese con actividades sociales, medio ambiente, niñez. Aislarse es poner la luz bajo el celemín.

El año:
Es bueno porque puede darle paz y tranquilidad. Para mantener una buena salud conserve el equilibrio entre el tiempo que dedica a la actividad y al placer, así como el equilibrio emocional y tómese un buen tiempo para dormir y descansar: ocho horas para trabajar, ocho para aprender y recrearse, ocho horas para descansar y dormir. 

El amor puede ser tranquilo sin mayores altibajos como a usted le gusta. Aumente la confianza y la armonía, inyecte un poco más de pasión y de romanticismo en su relación. Si no tiene pareja puede atraer fácilmente a quien le corresponda para nuevo momento de su vida.

Una buena comunicación con la familia mejora el vínculo afectivo. El avance profesional es posible especialmente el segundo semestre, use su intuición y su inteligencia para tomar las decisiones adecuadas que le lleven a la meta deseada.

Las personas están dispuestas a darle su apoyo en asuntos puntuales. Sea cuidadoso con los detalles de los nuevos proyectos, estudie todo con mucha atención.

El dinero aumenta con el correr del año, sin embargo es importante que controle el deseo de gastar, especialmente el primer semestre, inútil caer en un desfase presupuestal.

Si desea cambiar de casa o invertir en propiedad tenga mucha paciencia y precaución, no tome decisiones precipitadas, mejor al final del año.

Ponga su intención en movimiento, sin ansiedad, permita que el universo le traiga las cosas en su momento. Cuide la garganta y lo que dice.