HISTÓRICO
Guardia indígena adelanta juicio a tres soldados en Caldono, Cauca
  • Tres soldados retenidos en Caldono por muerte de un indígena |
    Tres soldados retenidos en Caldono por muerte de un indígena |
El Colombiano y Colprensa | Publicado el 31 de marzo de 2013

En la tarde de este domingo se adelanta en el municipio de Caldono, Cauca, según la guardía indígena, un juicio contra tres soldados del Ejército Nacional por la muerte de un nativo.

Los gobernadores indígenas empezaron hablando en lengua Nasa y después hicieron el interrogatorio a los uniformados acusados.

Uno de los soldados, aseguró que cuando ellos llegaron al lugar encontraron al indígena herido y le prestaron la atención de primeros auxilios, además sostuvo que después llegaron otros indígenas a acusarlos de asesinato.

El general Jorge Humberto Jeréz, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército con jurisdicción en Cauca, rechazó la retención de los tres militares por parte de los indígenas. El oficial, quien niega que los soldados puedan ser enjuiciados por las autoridades indígenas, espera que espera que con la intervención de la Defensoría del Pueblo los uniformados sean liberados en las próximas horas.

Sobre el incidente en el que murió el indígena, Jerez señaló que la muerte del hombre se produjo en medio de los combates entre unidades de la Brigada móvil 29 con miembros de la columna móvil Jacobo Arenas de las Farc, en la vereda Las Delicias. "Este incidente será materia de investigación cuando podamos hablar con los soldados para saber que ocurrió, ya que fueron retenidos cuando verificaban la zona tras los combates".

Polémica
Una compleja situación se presenta este domingo en el municipio de Caldono, en el norte del Cauca, donde tres uniformados del Ejército permanecen retenidos en los calabozos de las autoridades indígenas de la región, acusados de ser los responsables de la muerte de un comunero el sábado en la tarde.
 
Según lo informó Albeiro Calanday, consejero indígena de Caldono, los uniformados habrían sido los responsables de la muerte de Álvaro Chocué Ramos, líder de los indígenas de 57 años de edad, quien recibió un disparo en la cabeza cuando se encontraba a diez metros de su casa, ubicada en la vereda La Esmeralda, zona rural del municipio nortecaucano.
 
"El hecho ocurrió el pasado sábado, entre las 5:30 p.m. y las 6:00 p.m.. Los militares fueron los que le dispararon en la cabeza, porque los mismos familiares de Álvaro fueron los que los detuvieron y llamaron a la Guardia Indígena para llevarlos a audiencia pública", sostuvo Calanday.
 
El vocero de la autoridad indígena de Caldono añadió que con el episodio del sábado, ya son tres los líderes indígenas muertos en menos de un año en hechos donde el Ejército se ha visto involucrado.
 
"Álvaro andaba con su ropa normal, de campesino, y con el bolso con el que nos distinguimos los indígenas de por acá. Es lamentable lo que ocurrió, porque el Ejército está olvidando respetar los Derechos Humanos", señaló el vocero indígena.
 
Sin embargo, a pesar de la versión de los indígenas sobre la muerte de Chocué Ramos, el general Jorge Humberto Jeréz, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército, con influencia en la zona, sostuvo que la muerte del hombre se habría dado de manera accidental, "por el fuego cruzado", mientras unidades de la Brigada móvil 29 sostenían combates con miembros de la columna móvil Jacobo Arenas de las Farc.
 
"Tienen a tres uniformados del Ejército retenidos. Hay que aclarar que el hecho ocurrió en medio de un enfrentamiento con las Farc. El Ejército está facilitando las investigaciones", dijo Jeréz.