HISTÓRICO
TÚ ELIGES
POR GONZALO GALLO | Publicado el 23 de enero de 2013
Todos los días te preguntan varias veces: "¿Cómo estás?", y tú eliges una respuesta que puede sonar así:

Excelente, gracias a Dios; superbién y mejorando, de maravilla, muy bien, megabién, mejor, mejor y mejor.

Al hacerlo refuerzas tu actitud positiva y les das nutrientes y fuerza a tu mente y tu espíritu.

Al mismo tiempo, fluyes con la ley de atracción y te llegan más cosas buenas porque es lo que piensas y lo que dices.

Tu respuesta influye en ti porque la estás dando bien o mal miles y miles de veces durante toda tu vida.

Por eso oscureces tu horizonte y atraes lo peor cuando tus respuestas son negativas:

Mal, en la olla, jodido, más o menos, pasándola, malangas; llevado como todo el mundo. Así lo decretas y así será.

Recuerdo ahora a un amigo en silla de ruedas que siempre responde: "Excelente, gracias a Dios". Tú eliges.