HISTÓRICO
Tumba de más de 500 años fue hallada en barrio La Colinita de Medellín
  • Fotos Esteban Vanegas
    Fotos Esteban Vanegas
Claudia Arango Holguín | Publicado el 01 de noviembre de 2013

Mientras trabajadores de EPM realizaban labores de recuperación de redes en el barrio La Colinita de Guayabal, encontraron algo inusual, tanto así que requirió la presencia de un arqueólogo para que analizara el hallazgo.

Pablo Aristizábal, arqueólogo PhD de la Universidad de París y consultor independiente fue contactado por EPM para explicar el hallazgo. El profesional afirma que este es un descubrimiento muy importante ya que se trata de una tumba de los aburráes, tribu indígena que habitó la zona del barrio Guayabal entre el 900 y el 1.540, año en que llegan los españoles a América Latina.

"Es una tumba de pozo con cámara lateral, una bóveda en la cual representaban los bohíos para los muertos, quien estaba enterrado aparentemente es un individuo adulto y tenía un ajuar compuesto por 13 volantes de uso, piezas para tejer, porque estos indígenas eran textileros, dos narigueras de oro, piezas de cerámica y carbón, el carbón y fragmentos de los huesos, nos va a permitir hacer la datación en Estados Unidos".

Con el carbón y con los huesos se hace la prueba conocida como carbono 14, con esta se tendría la datación absoluta que permitiría conocer la edad precisa que tenía la persona que estaba enterrada y la antiguedad de la tumba, esta prueba se realiza en Miami.

"Por la cantidad de volantes de uso y piezas que acompañaban al difunto se puede decir que es una persona de alto rango y tambien por la bóveda que esta decorada, el martes tamizaremos la tierra y comenzaremos la investigación arqueológica", asegura Aristizábal quien ya realizó el reporte del hallazgo fortuito al Instituto Colombiano de Arqueología e Historia (ICANH).

Los indígenas aburráes enterraban a sus muertos en tumbas que imitaban el techo de un bohío y lo hacían en sitios altos del Valle de Aburrá, como algunos cerros, ya que así estaban más cerca de los dioses.

Esta tumba se preservó ya que está debajo de una calle y una casa, " El pavimento y la misma casa lo protegieron y por eso la cámara de la tumba está intacta. Me parece particular que el hallazgo se dió el día de los muertos", concluye el arqueólogo quien además solicitó a al administración municipal que se apersone del hallazgo y se pueda hacer a largo plazo algo para esta comunidad que tanto ha dado a la historia y arqueología del país.