HISTÓRICO
Túnel de la Línea estaría listo entre 2014 y 2015
POR MARÍA ALEJANDRA SOLANO V. TERESITA CELIS A. | Publicado el 19 de enero de 2014
Si el cronograma inicial del Túnel de La Línea, que atraviesa la cordillera central se hubiera cumplido al pie de la letra, hoy los transportadores y turistas gozarían de la megaobra.

Pero la realidad es bien distinta. Parálisis por licencias ambientales; fallas geológicas; obras sin contratar; y una mala estructuración contractual de la iniciativa, han marcado un camino de retrasos.

Los problemas se imputan a todos los implicados, desde el Invías, que estructuró el proceso; pasando por los gobiernos que han intervenido, las comunidades locales y terminando con el contratista, la Unión Temporal Segundo Centenario (UTSC).

Desde diciembre de 2009, cuando empezó el proyecto, se ha modificado el cronograma de actividades en tres ocasiones y lo que el contratista debió entregar construido para mediados de 2013 (túnel y doble calzadas), se irá, de no haber mas extensiones, a noviembre 30 de 2014, según la séptima modificación de septiembre pasado. Es decir, se movieron los tiempos un año más.

A pesar de esa nueva fecha, el Ministerio de Transporte pide un poco más de espera y, según declaraciones en diciembre de la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez, a El Colombiano, se espera "estar utilizando (el túnel) al terminar el primer semestre del 2015".

La agenda de obras depende de si se cumple con el 5 por ciento que resta por excavar el túnel, más su revestimiento, que ya lo inició el contratista.

El otro tema es el de la obras anexas, unos 2,5 kilómetros a cargo del Invías, que unen el portal Quindío con la segunda calzada y que implica la construcción de tres túneles cortos. Ni estas obras anexas ni los equipos electromecánicos para el túnel principal (ventilación e iluminación) se han contratado.

Según el Invías, el 4 de febrero próximo se adjudicarán las obras anexas. El tiempo de ejecución en estos dos frentes se estima en más de un año. Esto en palabras simples indica que si aún cumpliendo el contratista con los plazos de la última modificación, el túnel todavía no estaría en servicio.