HISTÓRICO
Twitter cuida la democracia egipcia
POR JUAN ESTEBAN VÁSQUEZ | Publicado el 08 de diciembre de 2012
En enero de 2011 Egipto despertó del prolongado letargo que vivió durante cerca de 30 años bajo el autoritario gobierno de Hosni Mubarak. En ese momento, Twitter fue fundamental para protestar. Hoy, casi dos años después, ha vuelto a llevar al pueblo egipcio hasta las plazas.

El despertar, que luego de agitar las masas de otros países fue conocido como Primavera Árabe, sirvió para derrocar al "último faraón", como le decían popularmente a Mubarak. Pero también dejó consolidada a la red social de los 140 caracteres, como una plataforma para interactuar, hablar de los problemas nacionales y movilizarse.

Hasan Turk, profesor universitario de relaciones internacionales, asegura que Twitter fue fundamental para que los egipcios se concentraran masivamente y pudieran evadir a las autoridades.

La emblemática plaza Tahrir, centro de las protestas, se ha vuelto a llenar de manifestantes. Hoy el foco de las demandas es el actual presidente, Mohamed Morsi, quien impulsa una nueva Constitución.

Morsi fue elegido democráticamente pero firmó un decreto que limita las funciones de la justicia y declara sus órdenes como inapelables, lo cual volvió a irritar a la gente que, de nuevo, dejó su mensaje en las redes: los egipcios no volverán a soportar las desmedidas decisiones de sus mandatarios.

Para Natalia Margarita Parada, periodista colombiana que vivió en Egipto durante el último año y medio, Twitter es una herramienta que ha servido para convocar protestas, pedir donaciones, dar información, y alertar sobre operativos de las autoridades, además asegura que una diferencia en las protestas "desde la salida de Mubarak hasta la llegada de Morsi, es que son muchos más los egipcios que se han vinculado a esta red social".

Egipto, sin duda alguna, ya no es el mismo. Años de opresión y la ayuda de una red social demostraron que el pueblo tiene voz y de ahora en adelante todos los mandatarios tendrán que pensar dos veces antes de tomar medidas en beneficio propio.

No se puede asegurar que fue Twitter lo que cambió a los egipcios, pero sí que ha estado al lado de los manifestantes durante todos sus cambios.