HISTÓRICO
Un año después, el Contrato Plan del Gran Darién sigue en el papel
Por MARÍA VICTORIA CORREA | Publicado el 14 de septiembre de 2013
En Puerto Escondido, Córdoba, siguen esperando los aljibes comunitarios y la siembra de plátano. En Unguía, Chocó, todavía sueñan con que la energía no se vaya nunca más y que el abanico no se apague en la madrugada. En Vigía del Fuerte, Antioquia, rezan para que la pista de aterrizaje sirva y que su conexión con la región sea una realidad.

La fotografía de las necesidades de estos y otros 22 municipios, que esperaban transformarse desde hace un año con la firma del Contrato Plan del Gran Darién entre el Gobierno Nacional y los departamentos de Antioquia, Chocó y Córdoba, sigue siendo la misma. A la fecha, no hay ni un solo proyecto adjudicado. Del billón de pesos que dispuso la Nación, sólo están comprometidos $187.000 millones: $142.000 millones de la Nación y $45.000 millones de las gobernaciones y municipios.

El 13 de septiembre de 2012 en la firma del Contrato, el presidente Juan Manuel Santos afirmó que "hoy es un día histórico, porque esto que estamos haciendo, esto del primer Contrato Plan, es un paso importantísimo para el desarrollo del país".

Sin embargo, 365 días después de "aquel día histórico" los alcaldes y las comunidades sienten que dicho Contrato se quedó en el papel y sus municipios siguen sin agua, sin luz, sin proyectos productivos, sin vías ni escuelas.

A Camilo Torres, alcalde de Puerto Escondido, Córdoba, no le cabe duda de que el Contrato Plan está muy bien diseñado y que sus objetivos son muy claros, pero "ha sido muy lento en la ejecución de las obras que se pretenden hacer. No hay una política clara en relación con la ejecución de todas las obras. Tanto la comunidad como yo estamos un poco escépticos".

El alcalde de El Carmen de Atrato, Chocó, Alexander Echavarría, perdió todo interés y dice que no espera ya nada de este contrato: "los resultados no se ven. Esa iniciativa generó muchas expectativas en todos los municipios, pero realmente no hay nada materializado. Me he desinteresado en ese tema".

En Unguía, Chocó, el contrato tampoco arranca. Así lo advierte su alcalde Víctor Gómez, quien dice que están muy desmotivados. "Se hablaba de miles de millones de pesos y con eso no pasa nada".

La alcaldesa de Vigía del Fuerte, Antioquia, Miriam Serna, señala que "no hemos sentido el contrato plan. Teníamos mucha esperanza". Otro alcalde, el de Los Córdobas, Libardo Álvarez, cuenta que estuvo en varias reuniones, pero "todo son palabras y palabras y no hay hechos".

El único que evidencia un avance es el mandatario de Carepa, Antioquia, Agapito Murillo, quien dice que "una de las preocupaciones de los alcaldes de Urabá era que no pasaba nada, pero a mi municipio ya vinieron a socializar los proyectos".

Argumentos de Planeación
Pero, ¿cuáles han sido las principales dificultades para poner en marcha este Contrato? ¿Por qué no arranca? Las respuestas llegan desde Planeación Nacional y desde la Gerencia del Contrato Plan y se resumen en la complejidad para la articulación.

Carlos Córdoba, gerente Nacional de Contratos Plan de Planeación Nacional, explicó que la dificultad que ha tenido la implementación de esta iniciativa es "acompasar la planeación y los presupuestos de tres departamentos, la Nación y los municipios. Es fácil hablar de hacer trabajo conjunto, pero llevarlo a la práctica requiere voluntad política y mucho trabajo técnico".

Reconoce que uno de los retos que tienen es el de simplificar algunos procedimientos para articular los recursos y "para mover más rápido los procesos de contratación y ejecución, fortalecer institucionalmente a las entidades territoriales que tienen menos capacidad y llegar con más resultados concretos al mayor número de población posible".

Subraya que "todo el mundo quiere ver resultados y para eso los gobernadores están haciendo un seguimiento detallado de la ejecución".

Arnobio Córdoba, gerente del Contrato Plan del Gran Darién, asegura que durante este año se están estructurando los proyectos y conociendo el territorio. "Estamos en la tarea de estructurar y formular los proyectos. Por otro lado, estamos asegurando el flujo de recursos ya que cuando los proyectos son de envergadura implican vigencias futuras y eso tiene su dinámica de gestión y no surge de un día para otro como se quisiera", dijo.

El funcionario agregó que se está definiendo el modelo de ejecución. "Debe quedar claro que el Contrato Plan no es una institución, no tenemos personería jurídica para ejecutar directamente los proyectos, no tenemos recursos en un banco, la gerencia del Contrato Plan no contrata. Nosotros nos debemos a la organización y a toda la estructura del Estado. Eso quiere decir que todas las iniciativas del Contrato Plan que lleven recursos de la Nación deben pasar por el respectivo Ministerio".

Por eso, dice que se requieren mecanismos más ágiles de ejecución que permita que el Contrato avance a buen ritmo y que los alcaldes entiendan, que "el Contrato no es una bolsa de recursos donde puedan llegar con sus proyectos".