HISTÓRICO
Un año tardará Colombia para dejar órbita de la CIJ
  • Un año tardará Colombia para dejar órbita de la CIJ | El presidente Santos anunció el retiro del Pacto en el Congreso Cafetero. FOTO PRESIDENCIA
    Un año tardará Colombia para dejar órbita de la CIJ | El presidente Santos anunció el retiro del Pacto en el Congreso Cafetero. FOTO PRESIDENCIA
POR CLARA ISABEL VÉLEZ RINCÓN | Publicado el 28 de noviembre de 2012

A pesar de que el Gobierno Nacional denunció el martes ante la OEA el Pacto de Bogotá, con el fin de apartarse de la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, el retiro solo se hará efectivo en un año, según lo establece el artículo 56 de ese tratado.

La precisión la hizo Ricardo Abello Galvis, profesor de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, quien señaló que la decisión del presidente Juan Manuel Santos es más un acto simbólico porque hasta que se cumpla el tiempo previsto para retirarse, Colombia puede ser demandada ante ese tribunal.

Fuentes de la CIJ consultadas por Efe declinaron pronunciarse al respecto por considerar que "ésta es una cuestión política".

Se debió tomar, pero...
Desde el 19 de noviembre, cuando se conoció la decisión de la CIJ, varios sectores políticos pidieron al presidente Juan Manuel Santos denunciar el Pacto de Bogotá por considerar que el fallo no fue equitativo con Colombia.

Ayer el mandatario anunció que había enviado la denuncia ante la OEA y advirtió que esta es una de las medidas ante tribunales internacionales para hacer valer los derechos de los colombianos.

"Las fronteras terrestres y los límites marítimos entre los estados no deben quedar en manos de una Corte sino que deben ser fijados de mutuo acuerdo por los estados mediante tratados", indicó Santos al justificar su decisión.

La canciller María Ángela Holguín explicó que entre las consideraciones que se tuvieron para denunciar el tratado, están que el fallo de la Corte no se ciñó al derecho internacional, que no respetó tratados válidos y vinculantes para las partes, que desconoció los derechos de los habitantes del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y desconoció la importancia de los recursos naturales de la zona.

Carlos Argüello, representante de Nicaragua ante la CIJ, señaló que la decisión de Colombia fue apresurada. Ante la afirmación de Santos de que "nunca más" sucedería lo que pasó con el fallo de la Corte precisó que no sabe con qué otro país tiene conflictos Colombia. Sin embargo, otras fuentes nicaragüenses afirmaron que su país tiene pretensiones más allá de las ganadas ante la CIJ.

El anuncio de Santos tuvo una gran acogida en el Congreso. Carlos Fernando Motoa, vicepresidente de la Comisión II del Senado, calificó la medida de oportuna, valiente y necesaria "porque teníamos preocupación que luego del fallo otros estados presentaran demandas y denuncias para hacer crecer sus territorios".

Para los raizales, queda un sabor agridulce. Kent Francis James, primer gobernador de San Andrés y exembajador de Colombia ante varios países del Caribe, señaló que el remedio puede ser más grave que la enfermedad porque al no permitir que los tribunales internacional diriman los conflictos eso significa que Colombia tampoco podrá recurrir a estas instancias.