HISTÓRICO
Un bus sin frenos dejó de luto a todo el Occidente
  • Juan Antonio SánchezLos tres carros involucrados en el choque fueron llevados a un parqueadero de San Jerónimo. Las 11 personas muertas iban en el bus y, de forma increíble según las autoridades, ninguno de los seis pasajeros de los carros particulares (Renault 12 azul y Sprint rojo) perdió la vida.
    Juan Antonio Sánchez
    Los tres carros involucrados en el choque fueron llevados a un parqueadero de San Jerónimo. Las 11 personas muertas iban en el bus y, de forma increíble según las autoridades, ninguno de los seis pasajeros de los carros particulares (Renault 12 azul y Sprint rojo) perdió la vida.
  • Juan Antonio SánchezLos familiares de los fallecidos esperaron ayer en la morgue de San Jerónimo para que le entregan los cuerpos de sus seres queridos.
    Juan Antonio Sánchez
    Los familiares de los fallecidos esperaron ayer en la morgue de San Jerónimo para que le entregan los cuerpos de sus seres queridos.

  • Policía de Carreteras reconoce que el bus tenía fallas mecánicas.
  • El saldo final fueron 11 muertos. Aún ocho heridos están hospitalizados.
  • El bus iba de Medellín a Sopetrán. El choque fue en San Jerónimo.
Por
David E. Santos Gómez
San Jerónimo

Ocho horas después del accidente, José Luis Rodríguez se enteró que su hermano estaba muerto.

Había recorrido cielo y tierra en su búsqueda. Primero vio el bus convertido en chatarra, luego se acercó al hospital a visitar los heridos y por último pasó a la morgue, pero el Mono, como le decía cariñosamente a su hermano mayor, no aparecía por ningún lugar.

Fue entonces allí, a las tres de la mañana, cuando reconoció el cadaver de José Correa.

"José era el mejor amigo de Wilmar, mi hermano. Apenas lo vi me imaginé que si él estaba muerto, entonces el Mono también", recordaba José Luis esta mañana, parado frente a la morgue de San Jerónimo.

Es que su deducción era cierta. El Mono también había muerto en el choque del bus.

Un cohete sin frenos
Wilmar, el Mono Rodriguez, de 25 años, y su amigo José Ángel Correa, de 34, fueron dos de los 11 muertos del accidente en la noche del jueves de un bus de la empresa Sotraurabá que cubría la ruta Medellín - Sopetrán.

Ambos jóvenes, trabajadores del relleno sanitario de San Jerónimo, viajaron a Medellín en la mañana del jueves para reclamar sus cesantías y se devolvieron horas después. Sin embargo, su bus se quedó sin frenos y ocasionó el peor accidente ocurrido en la vía Medellín - Santa Fe de Antioquia, desde la apertura del Túnel Fernando Gómez Martínez.

Leonardo Ospina, habitante de San Jerónimo que llegó al lugar del accidente minutos después de sucedido, solo vio en el lugar tres masas de hierro que alguna vez fueron dos automóviles y un bus para 40 pasajeros.

"Ayudamos a sacar la gente y los socorristas actuaron muy rápido pero ya muchos habían muerto", afirmó Leonardo.

El ayudante del conductor le relató a él que todo ocurrió por los frenos.

El lugar del choque es una curva cerrada a la izquierda luego de una recta larga, de más de 300 metros frente al sitio turístico Los Tamarindos.

Cuando pasaron por la recta venían a mucha velocidad y la aceleración aumentó. En la curva le dieron por detrás a un sprint rojo de placas EVL-792 que iba en el mismo carril y luego chocaron de frente a un renault 12 azul de placas KDE039 que venía en dirección contraria.

En el primer carro venían cuatro personas y en el segundo dos. Todas resultaron heridas, pero ninguna murió.

El hospital se llenó
En el hospital San Luis Beltrán de San Jerónimo la noticia llegó a los segundos. El choque ocurrió a las 7:30 de la noche y minutos después ingresaron los primeros heridos.

Según el gerente de la entidad, Jorge Iván Castro, allí se remitieron 48 personas, una de las cuales llegó muerta y otra murió cuando se le atendía.

"Con el pasar de la noche remitimos 24 pacientes a otros niveles. A Santa Fe de Antioquia enviamos 11 y a Medellín otros 13", anotó Castro.

La heridos más graves sufrieron por traumas cerrados de tórax, fracturas de fémur o traumas encéfalo craneales.

No había sobrecupo
El alto número de personas afectadas por el accidente hizo especular a los testigos de un sobrecupo en el bus.

Sin embargo, según el comandante de Policía de Carreteras de Antioquia, Mayor Jerson Fajardo Guevara, los primero indicios apuntan a que el bus iba con cupo completo pero no con sobrecupo.

"Verificamos el despacho de planilla de la empresa y allí se ve que el bus salió lleno. A eso se le suma que venían muchos niños de brazos. En el bus iban 13 niños", anotó Fajardo.

Pero si en el tema del sobrecupo los testigos exageraron, en el origen del accidente, por el contrario, acertaron.

Según reconoció el mayor Fajardo Guevara, las primeras investigaciones coinciden con los argumentos de que el bus se quedó sin frenos.

Una unidad especial de Policía de Carreteras estableció que las bandas de los frenos estaban recalentadas y pudieron originar la catástrofe.

"Efectivamente fueron fallas técnico-mecánicas. Vamos a verificar que mantenimiento le hicieron al bus, en qué taller lo hicieron y si es aprobado", dijo el mayor Fajardo.

Solo un falla de frenos explicaría la forma cómo quedaron los tres carros y el lugar del siniestro.

Ayer la gente que pasaba por el lugar y veía el depliegue de hierros, sillas y telas en varios metros a la redonda exclamaban: "¿Aquí fue el accidente del bus? ¡Hummm!, pero parece más bien que se hubiera caído un avión".

Lista de personas fallecidas
El accidente del bus de Sotraurabá que cubría la ruta Medellín - Sopetrán dejó 11 muertos.
Estos son sus nombres:

Bryan David Betancur
Édgar Gómez Castrillón
Ofelia del Socorro Murillo
Marino Dávila
Julián Salinas Valencia
Estiven Aguirre
Yuri Tatiana Valderrama
Miguel Ángel Valderrama
Wilmer Andrés Rodríguez
José Ángel Correa.
Una persona aún no ha sido identificada.

De los 48 heridos remitidos al hospital de San Jerónimo 24 fueron dados de alta y otros 24 se remitieron a distintos centros asistenciales de Medellín y Santa Fe de Antioquia.

De esos aún ocho permanecen hospitalizados.

En Medellín, tres se mantienen en el hospital San Vicente de Paúl con pronóstico reservado y tres más están en el Pablo Tobón Uribe bajo observación. En el hospital San Juan de Dios del municipio de Santa Fe de Antioquia hay dos personas que, según reportes médicos, tienen condiciones estables.