HISTÓRICO
Un Corvette conservado en Colombia va al Sema
  • Un Corvette conservado en Colombia va al Sema | Uno de los modelos emblemáticos de General Motors bajo su marca Corvette, y que evidencia el buen estado de conservación a lo largo de los años. FOTO CORTESÍA
    Un Corvette conservado en Colombia va al Sema | Uno de los modelos emblemáticos de General Motors bajo su marca Corvette, y que evidencia el buen estado de conservación a lo largo de los años. FOTO CORTESÍA
POR JOSÉ ALEJANDRO PÉREZ M. | Publicado el 27 de julio de 2012

Fueron muchos años detrás de ese vehículo. Desde su juventud, cuando apenas incursionaba y desarrollaba su afición por los vehículos antigüos, sabía de la existencia en el país de este carro, un Corvette Sting Ray de 1965 que había llegado a Colombia comprado por la Embajada de La Unión de Repúblicas Arabes Unidas.

Después de un tiempo pasó a manos de Jorque Ezequiel Ramírez, el popular Emeterio del dúo de Los Tolimenses y finalmente, ya hace 30 años, cuando el carro reposaba en el garaje de un empresario de los parques de atracciones de Medellín, por fin Herman Gutiérrez pudo cumplir el sueño de comprarlo “en un verdadero regalo”, como dice él y conservarlo hoy como uno de los más queridos en su garaje.

Vuelve a su tierra
Y 30 años después de cumplir su meta, el carro está a punto de darle otra satisfacción que ni siquiera imaginaba: sera el representante de Colombia en una de las ferias más importantes del mundo automotor, el Sema Show de Las Vegas.

El carro llegará allí como ganador de un concurso organizado por la firma especializada en productos para el mantenimiento de vehículos Meguairs, que buscaba en el país el carro mejor conservado.

Un jurado compuesto por periodistas orientados a la información automotriz, entre ellos un representante de EL COLOMBIANO, lo eligieron como el mejor por la calidad de su conservación.

El modelo está desarrollado con base en un motor de 327 pulgadas (equivalente a unos 5 mil centímetros cúbicos), trabaja con con una caja de cuatro marchas (también existió de 3) y usó los primeros frenos de disco. Cuenta también la posibilidad de montar techo duro y blando, además de sus características luces delanteras cubiertas y que se despliegan a voluntad del conductor.