HISTÓRICO
Un cuento chino que se cuenta sin palabras
  • Un cuento chino que se cuenta sin palabras
POR JUAN DAVID MONTOYA | Publicado el 08 de noviembre de 2012

No fue fácil encontrar a Lian, uno de los dos personajes principales de Sin palabras que en el filme deambula, perdida y sin hablar una gota de español, por las calles de Bogotá.

"Literalmente empezamos a parar chinos en la calle", comenta Diego Fernando Bustamante, guionista y director de esta cinta colombiana que gira alrededor de la inmigración ilegal.

Aunque la idea inicial era sacar adelante un guión sencillo, conseguir una china para el papel se convirtió en el desafío principal.

Después de mucho buscar, llegó Xuan Liao , nacida en Nanchang, China, pero criada en Colombia. "Uno de los retos más importantes fue hacer que ella se volviera a conectar con sus raíces", resalta.

Un lenguaje corporal del oriente era necesario para llevar a buen puerto este filme que muestra una faceta nunca antes abordada por el cine colombiano: la de un país que hace parte de la ruta de inmigración ilegal hacia E.U.

Este punto de vista inédito, asegura Javier Ortiz , quien interpreta a Raúl, ha sido uno de los aciertos que los espectadores no dejan pasar de largo.

"Lo que encontramos fue un reto muy bonito -dice el director-: cómo contar una historia de amor entre dos personajes que no se van a tocar ni a hablar en toda la película".