HISTÓRICO
Un gobierno con malas notas
  • ILUSTRACIÓN MORPHART
    ILUSTRACIÓN MORPHART
EL COLOMBIANO | Publicado el 20 de diciembre de 2012

El resultado de la última encuesta Gallup confirma que el fallo de La Haya respecto del archipiélago de San Andrés afectó de manera muy importante la imagen del Presidente Juan Manuel Santos y su aprobación por la opinión pública.

La mayoría de los hechos capitales de este tema no ocurrieron en el actual gobierno por lo cual, a primera vista, parece excesivo que tenga que cargar con la responsabilidad del fallo adverso y de la pérdida de una porción importante de nuestro mar territorial. El dato debe causar inquietud al Presidente y a su entorno, pero se trata, en el fondo, de un asunto de imagen y de comunicación. Tienen tiempo y espacio suficientes para modificar la tendencia.

Muy preocupante, en cambio, la creciente desaprobación de la gestión de Santos y de su gobierno en temas cruciales para el país: seguridad (73%), costo de vida (66%), salud (67%), desempleo (64%), guerrilla (58%), lucha contra la pobreza (56%). Ello explica, a su vez, el ambiente de pesimismo creciente que detecta la encuesta en las principales ciudades. Veníamos de un momento de expectativa por la evolución del proceso de paz. El eje de la atención pasa temporalmente al caso San Andrés. Es fundamental y merece toda la atención del Presidente y de su equipo la inconformidad de la gente respecto de tres ejes de acción trascendentales: seguridad, empleo y lucha contra la corrupción. La imagen del presidente Santos ya va en 53 puntos. La del expresidente Álvaro Uribe nunca bajó de 60 en sus 8 años de mandato. La razón principal, según Gallup, es que logró cambiar la sensación de inseguridad en el país y reactivar la economía, dos grandes logros que la mayoría de la gente quisiera conservar.

Confirma igualmente la encuesta el creciente rechazo de los colombianos a dos de las ramas del poder público: el Congreso 64% y la Justicia 71%, que comparten los mayores índices de desaprobación con los partidos políticos 70% y las Farc 94%. Es una información alarmante, que ratifica que Colombia vive una grave y creciente crisis institucional, atizada por frecuentes escándalos de corrupción o por temas que con toda razón provocan el rechazo colectivo como los sistemas pensionales privilegiados o el grotesco paro de actividades del poder judicial. Aunque la vertiginosa cascada de noticias que se vive día tras día en nuestro país mantenga temporalmente el tema en segundo plano, este nuevo reporte Gallup ratifica que las reformas política y de la justicia son prioritarias y urgentes para los colombianos.

En contraste con este oscuro panorama nacional, hay optimismo en Medellín y en Antioquia. Crece la aprobación de la tarea del gobernador Sergio Fajardo, de 68% a 79%, y la del alcalde Aníbal Gaviria, de 66% a 72%, que de acuerdo con la encuesta son hoy los mandatarios locales con mayor aceptación.

Entre las grandes ciudades Medellín es la más optimista del país. 51% de los encuestados considera que las cosas en la ciudad están mejorando.

Según Gallup, los dos resultados están relacionados. Hay experiencia y reconocimiento de la capacidad del Gobernador y del Alcalde para hacer buen gobierno. Y pesan factores de coyuntura como el impacto del concierto de Madonna. Una encuesta no es más que eso. El retrato de una tendencia en un momento preciso. Este sondeo señala que para la gente, en la región las cosas van bien.