HISTÓRICO
Un joven paquistaní mató a tres mujeres de su familia por un video
Efe | Publicado el 25 de junio de 2013

Un joven del norte de Pakistán mató por 'honor' a sus dos hermanastras y a la madre de estas después de que las jóvenes fueran grabadas con un teléfono móvil mientras jugaban bajo un aguacero, informaron este martes a Efe fuentes policiales.

El suceso ocurrió la noche del pasado domingo en la localidad de Chilás, cuando el joven, identificado como Haji Kutur, entró en el domicilio de su padre, un policía retirado, y disparó contra las dos jóvenes, de 17 y 20 años, y contra la madre.

De acuerdo con un miembro de la Policía local, Ajmal Bhatti, el motivo fue un vídeo que ha corrido entre los vecinos del pueblo tras ser grabado hace meses y en el cual se veía a las dos hermanas bromeando y jugando bajo la lluvia en su jardín.

La actitud desenfadada de las jóvenes fue vista por el agresor como una afrenta para el honor familiar según el estricto código moral que impera en muchas zonas de Pakistán y decidió poner remedio a su manera, según la Policía.

Fuentes policiales citadas por el diario local Dawn afirmaron que el origen del vídeo no está claro, aunque todo indica que fue grabado por un familiar que lo compartió con algunos amigos.

Según esas fuentes, Kutur cometió el crimen acompañado de cuatro amigos que han sido arrestados, aunque el principal acusado ha logrado darse a la fuga.

Los llamados "crímenes de honor" son muy habituales en el sur de Asia y suelen implicar a varones de una familia que vengan lo que consideran una afrenta que contraviene la conservadora moral familiar de las sociedades locales.

Según la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (HRCP), casi un millar de mujeres -cien de ellas menores- murieron el año pasado en el país por este tipo de crímenes, aunque el organismo alerta de que el número puede ser mayor porque muchos casos pasan desapercibidos.