HISTÓRICO
Un tren arrolló y mató a 37 personas en la India
AP | Publicado el 19 de agosto de 2013
Un tren de pasajeros arrolló este a un grupo de peregrinos hindúes en una estación repleta de gente en el este de India, causando la muerte de por lo menos 37 y una multitud iracunda golpeó al maquinista gravemente e incendió varios vagones en venganza, informaron las autoridades.

Varias horas después del accidente, todavía salían llamas y humo de los vagones de tren, ya que los manifestantes evitaron la llegada de los bomberos a la estación de Dhamara Ghat, un pequeño pueblo en el estado de Bihar, dijeron las autoridades.

Los peregrinos cruzaban las vías en la estación de Dhamara Ghat, un pequeño poblado del estado de Bihar, cuando fueron embestidos por el tren Rajya Rani Express, dijo Dinesh Chandra Yadav, miembro del Parlamento local. Varias personas más resultaron heridas.

S.K. Bhardwaj, un policía de Bihar, dijo que 37 personas murieron.

Arunendra Kumar, un alto funcionario ferroviario, dijo que el tren no tenía que parar en Dhamara Ghat y que había recibido aprobación para pasar. Sin embargo, algunos peregrinos esperaron en las vías pensando que podrían detener el tren, dijo.

El tren se detuvo unos cientos de metros después del punto donde atropelló a los peregrinos. Una multitud enfurecida sacó al conductor del tren y lo golpeó. Yadav dijo que el conductor murió, pero Kumar dijo que estaba en un hospital en condición crítica.

La multitud sacó entonces a todos los pasajeros del tren e incendió algunos vagones. Grupos de jóvenes también rompieron los vidrios de las ventanas de otros dos trenes que estaban en la estación.

Una multitud de unas 5.000 personas se reunió cerca de la estación Dhamara Ghat y ahuyentó a los funcionarios del distrito que intentaban retirar los cuerpos de las vías. La turba bloqueó las vías del ferrocarril y los pocos policías apostados en la estación huyeron, dijeron funcionarios estatales.

El primer ministro Manmohan Singh hizo un llamado a la calma en la zona para que se pudieran llevar a cabo las operaciones de socorro y rescate, de acuerdo con un comunicado de su oficina.

El ministro de trenes de Bihar, Adhir Ranjan Chowdhury, dijo que la turba prendió fuego a cuando menos dos vagones del tren, y que los manifestantes impidieron que los bomberos llegaran al lugar del accidente.

El lunes fue el último día de las ceremonias de oración que durante un mes se realizan en el templo de Katyayani, cerca de Dhamara Ghat, un popular sitio de peregrinaje hindú.

Los peregrinos regresaban de ofrecer oraciones matutinas. Más de 18,5 millones de pasajeros viajan a diario en la vasta red de ferrocarriles de India de aproximadamente 10.000 trenes de pasajeros.