HISTÓRICO
Ana María Estupiñán, una actriz de retos
  • Una actriz de retos | FOTO cortesía
    Una actriz de retos | FOTO cortesía
Por SERGIO VILLAMIZAR | Publicado el 22 de noviembre de 2013

Para Ana María Estupiñán es un privilegio el que le ha dado la vida con papeles que cualquier otra actriz envidiaría: La Pola o la Ronca de Oro, y ahora, una joven que se encuentra en la difícil situación de enfrentar un embarazo en plena adolescencia. Esta joven bogotana es una de las protagonistas de Mamá también, la nueva serie del canal RCN que gira entorno a problemáticas como el sexo, las drogas, la delincuencia y el matoneo.

¿Cómo fue el trabajo en la serie Mamá También?
"Lo terminamos hace muchos meses y en todo este tiempo yo he realizado otros proyectos, por lo que te quitas el chip del personaje, te olvidas, y por eso ahora veo esta serie de una manera distinta, para recordar los libretos, los actores, las escenas y todas esas cosa".

Mariana, su personaje, vive lo que muchas jóvenes están pasando actualmente, embarazos adolescentes.
"Es algo preocupante. En muchas ciudades son cifras alarmantes. La idea es que la serie sacuda a los jóvenes y padres de familia para que se entienda que para el sexo no hay afán, que es importante esperar y que se trata más de tu corazón que de 15 minutos de placer".

Difícil situación con toda la presión social que existe en los jóvenes.
"Creo que se ha convertido en una excusa el sentirse presionado por los demás. Yo soy de las que creo que hay que esperar al hombre o a la mujer indicada Para qué afanarse"

¿Eras consciente de todo eso al crear el personaje?
"Yo vengo de una familia con unos padres que me criaron con muchos valores y principios, por lo que ellos son mi inspiración porque para mí es un sueño llegar virgen al matrimonio, porque el tema del sexo es como mi tesorito, y teniendo eso en cuenta, es algo que quiero transmitirles a los televidentes, para que entiendan que el sexo va más allá de un momento, puede traer consecuencias como un embarazo e incluso enfermedades".

¿Difícil esperar?
"La idea es inspirar a las niñas y los niños a que esperen el momento adecuado. Sé qué es difícil porque la sociedad te presiona, pero precisamente eso hace que valga la pena: lo fácil usualmente no es tan bueno".

¿Ahora con el reto de La Ronca de Oro?
"Fue un trabajo genial, con nuevos retos porque me tocaba cantar y era explorar otra faceta de mi trabajo, para hacerlo más integral. Para mí ha sido un orgullo".