HISTÓRICO
Batallón Bajes, cuatro años en el Oriente
  • Acto de ensayo de la ceremonia de condecoración a los soldados heridos en combate, acto que se llevará a cabo hoy en el batallón, ubicado en el barrio Buenos Aires. La mayoría de uniformados resultaron heridos por minas.
    Acto de ensayo de la ceremonia de condecoración a los soldados heridos en combate, acto que se llevará a cabo hoy en el batallón, ubicado en el barrio Buenos Aires. La mayoría de uniformados resultaron heridos por minas.

  • Varios de sus soldados han sido sacrificados por explosión de minas.
  • Le Ha devuelto la confianza a habitantes del Oriente antioqueño
  • El Batallón de Artillería número cuatro cumple hoy cuatro años.
Por
Rodrigo Alberto Martínez Arango
Medellín

Con sacrificio y mucha confianza en sus habitantes, el Batallón de Artillería Jorge Eduardo Sánchez Rodríguez (Bajes) cumple hoy cuatro años de presencia en once municipios del oriente de Antioquia.

Durante este corto tiempo, los militares han recuperado la tranquilidad de la zona y han logrado que el turismo regrese, los embalses vuelvan a generar energía con toda su potencia y reactivado el tráfico de vehículos por la autopista Medellín-Bogotá.

Para el comandante de esta unidad táctica del Ejército, teniente coronel Juan Carlos Barrera Jurado, uno de los mayores logros de los soldados ha sido la rehabilitación del circuito Guatapé-Viriginia, que le ha permitido al país exportar energía hacia Ecuador.

Este batallón, que tiene su sede en el barrio Buenos Aires de Medellín, tiene influencia en los municipios de Cocorná, San Carlos, San Rafael, San Luis, San Vicente, Santo Domingo, Concepción, Alejandría, Granada, El Peñol y Guatapé.

Los soldados de esta unidad militar protegen 475 torres de la zona de embalses de Guatapé, San Rafael y San Carlos, 30 kilómetros de la Autopista Medellín-Bogotá, entre el Puente Calderas y el río Samaná.

Este batallón logró penetrar los llamados santuarios de los grupos guerrilleros en el corregimiento Santa Ana, de Granada y zonas rurales de San Carlos, así como las organizaciones de autodefensas, que venían sembrando la zozobra entre los campesinos de esas regiones. Después de cuatro años de lucha, ha golpeado la capacidad bélica de grupos como los frentes Carlos Alirio Buitrago y Luis Fernando Arroyave del Eln, al noveno frente de las Farc y a los Bloques Metro y Héroes de Granada de las autodefensas, que, prácticamente están diezmados y en retirada, dedicados sólo a acciones terroristas.

En total este año, han muerto 101 alzados en armas, seis capturados y cinco se han entregado.

Especialmente, por minas antipersonal han muerto cuatro soldados y 25 más han resultado heridos.

"En estos momentos, el guerrillero más peligroso que enfrentamos en estos municipios del Oriente, son las minas", indicó uno de los soldados, a quien una mina le amputó la pierna derecha hace dos meses, en un operativo en la Autopista Medellín-Bogotá, en San Luis.

La actual sede fue la finca Betania
El Batallón Jorge Eduardo Santos Rodríguez (Bajes) ocupa lo que fuera la finca Betania en el sector de Buenos Aires. El 8 de junio de 1941 la Curia Arquidiocesana de Medellín compró los terrenos y construyó allí el Seminario Menor y el bachillerato de internados. En 1971, cuando desapareció el bachillerato, la Iglesia vendió la finca al Ministerio de la Defensa y en 1972 empezó a funcionar el batallón Bomboná. En 1978 pasó a ser el Batallón de Policía Militar Número 4 y desde el 4 de diciembre de 2000 es la sede del Batallón de Artillería número 4 Bajes.