HISTÓRICO
Una locura llamada Mariana
  • Una locura llamada Mariana |
    Una locura llamada Mariana |
Por PABLO ARBELÁEZ RESTREPO | Publicado el 13 de agosto de 2012

Hasta el fin de semana pasado José estaba convencido de que la niña por venir se iba a llamar Luciana, pero finalmente más pudo el nombre de Mariana, que siempre le gustó al estudiante del Ceipa.

Silvia Tcherassi, una mujer tan ocupada con asuntos de la moda en Miami, llamó a su secretaria en Barranquilla para decirle que buscara la forma de enviarle un presente, antes de que la medallista olímpica llegara a Colombia.

Jesús María Daza fue el sábado hasta la Comisión de Bicicrós de Antioquia, para contarle a su gerente, Martín Posada, que había compuesto un tema para honrar a la deportista, y “que por favor se lo dejaran interpretar en la ceremonia de homenaje” que le tienen preparada para este jueves en la pista del barrio Belén.

Mientras tanto José Javier Mejía, inspirado en el golpe de gracia de la bicicrosista olímpica, pintó un óleo con el que honra esta conquista que tan buen nombre le ha dado al país en el mundo entero.

Esta medalla de oro de la piloto paisa ha desatado una alegría nacional, la que se refleja en el sentir de mucha gente, empezando por las redes sociales y que, por supuesto, se extiende a otros campos, debido a la transcendencia del logro que obtuvo la sardina de 20 años en la pista del Parque Olímpico de Londres.

Es tal la fiebre que se ha despertado con motivo de este éxito mundial, que en la Comisión de Bicicrós, las inscripciones para el semillero se han duplicado y aumentó de forma considerable la presencia de niñas, especialmente entre los 13 y los 15 años.

“Del viernes para acá se ha presentado un buen número de inscripciones para el semillero que acoge a niños que desean practicar el bicicrós. Esperábamos que aparecieran unos 20, pero esta vez llegaron 70. El total de los niños nuevos subió de 250 a 350 y algo particular, es que vienen varias jovencitas que se sienten atraídas por el fenómeno que despierta Mariana”, cuenta el dirigente Posada, quien se siente dichoso con este triunfo, que de forma directa redunda en el papel formador de las juventudes por parte de la Comisión Antioqueña de Bicicrós que irradia su trabajo hacia diversos frentes de Antioquia, donde hay 40 pistas en municipios del departamento.

“Marianitis, Marianomanía”, o llámelo como quiera, pero lo que ha despertado la ganadora de la presea dorada en la capital británica resulta inusual, para convertirse en el fenómeno que toca a todos, como sucedió con José y su hija que no se llamará Luciana, sino Mariana.

González recibe mensajes de todos lados
Reconocimiento mundial
Para el delegado del ciclismo olímpico, Jorge Ovidio González, las últimas horas han sido de analizar la actuación colombiana, especialmente en las modalidades del ciclismo. “Lo realizado por Mariana sigue dando que hablar en muchas partes del mundo”. Cuenta que le han llegado mensajes de felicitación de todos lados “y esto brinda mayores alientos para respaldar los procesos”.

“Este martes por la noche llegaremos a Bogotá y estaremos a espera de una cita con el presidente de la República Juan Manuel Santos el miércoles a finales de la mañana. Yo estaba  empeñado en llevar a Mariana a su tierra ese día, porque ese era el compromiso que tenía.  Sé que se prepara un recibimiento grandioso. Veremos a ver qué se decide cuando lleguemos a Bogotá”, apuntó.

José Javier también la pintó
Homenaje artístico
El pintor antioqueño José Javier Mejía sintió como propio el triunfo de Mariana. Tanto, que los pedalazos de la deportista motivaron su creatividad. “Al ver tanta alegría de la gente, me sentí muy motivado a pintarle un cuadro a Mariana Pajón, que ha despertado algo muy especial dentro del público en todo el país. Esta obra la hice por la alegría que ella maneja y despierta. Mariana es una paisana de mucha valía ante los ojos del mundo y quería resaltar su valor como persona.

Espero conocerla en persona, poderle estrechar la mano y regalarle la obra que realicé en dos días. Esta hecha en un acrílico sobre lienzo.

La puse en la red por medio del Facebook y la respuesta de la gente ha sido numerosa y los comentarios son muy positivos”.