HISTÓRICO
URIBE, “JUAN PAZ” Y JAVIER D. RESTREPO
  • URIBE, "JUAN PAZ" Y JAVIER D. RESTREPO |
    URIBE, "JUAN PAZ" Y JAVIER D. RESTREPO |
Por CARLOS ALBERTO GIRALDO | Publicado el 19 de enero de 2013

Al expresidente Álvaro Uribe Véle z le inquietó que la columna de "Juan Paz" dejara de salir en el periódico El Mundo, de Medellín. Una sección que, en su libertad de expresión, reiteradamente criticaba el Gobierno de Juan Manuel Santos.

Incluso, Uribe escribió el siguiente tweet (tomo el trino de la que aparece registrada como su cuenta oficial): "Mañana domingo tampoco aparecerá la columna periodística de Juan Paz, dirá el Gbno qué hizo para acallarla?". 12/01/13.

¿Debemos pensar que fue el asomo del reclamo, por la libertad de expresión y de opinión, de un Presidente demócrata, convencido de que la distancia crítica de los periodistas y de los medios frente al poder es absolutamente necesaria? ¿Le creemos?

El 14 de mayo de 2009 apareció en este diario una columna, la última, del maestro del periodismo Javier Darío Restrepo que decía: "Despedido de El Colombiano por ‘reorganización de nuestras páginas de opinión’, no puedo salir por la puerta de atrás y en silencio (...) Todos sabemos que mi visión de los hechos no fue la de la casa y por eso se suspende esta columna".

Tengo el alivio de conciencia de que, en lo que podía recomendar, les observé a los directivos de la redacción de este periódico sobre la inconveniencia de tal decisión: "Javier Darío es un maestro del oficio. Tal vez escriba en contravía del pensamiento oficial, hoy, pero lo hace de buena fe, en su calidad de humanista y patriota. Es consultor de ética periodística de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) y es un colega reputado y respetado por todos los periodistas y medios del continente". Eso dije, lo dije. Pero nadie oyó.

Así fue la partida de estas páginas de un gran hombre, íntegro, del periodismo y de nuestras entrañas tan antioqueñas e inteligentes. No coincidía con el pensamiento oficial. Con las claves del "Estadismo Uribista". Era incómodo, era una "amenaza" solo porque daba razones, argumentos y debates serios que se salían de lo que se pensaba en un país "cuasi alienado" por una doctrina unánime.

¡Cómo me dolió que se fuera quien ha sido maestro de tantos y tantos colegas… De quien ha sido un reportero correcto, puro, un periodista sin tacha. Podríamos comparar, así de sencillo, las rectificaciones de las que ha sido objeto Javier Darío Restrepo (un colega con rostro y con trayectoria) y de las que ha sido objeto, por ejemplo, Juan Paz, una firma que no sabemos de qué pluma nace y de qué tinta se recarga.

Por eso se me ocurre preguntarle al expresidente Uribe, en su calidad de demócrata, por qué no se dolió de la salida de Javier Darío de este diario y envió un reclamo con el sello oficial de su mano tan firme.