HISTÓRICO
Uscátegui, absuelto por masacre de Mapiripán
  • ColprensaEl general en retiro Jaime Humberto Uscátegui Ramírez, ex comandante de la VII Brigada del Ejército, siempre defendió su inocencia.
    Colprensa
    El general en retiro Jaime Humberto Uscátegui Ramírez, ex comandante de la VII Brigada del Ejército, siempre defendió su inocencia.

Uscátegui, absuelto por masacre de MapiripánEl general en retiro Jaime Humberto Uscátegui Ramírez fue absuelto de los delitos de homicidio y secuestro agravados, por el juez noveno especializado de Bogotá.

La justicia no encontró pruebas que demostraran su responsabilidad en la masacre de Mapiripán, Meta, perpetrada entre el 15 y 20 julio de 1997 por paramilitares al mando de Salvatore Mancusso, quienes asesinaron por lo menos a 35 campesinos.

En cambio, el juez sí lo encontró responsable del delito de falsedad en documento público y lo condenó a 45 meses de prisión, pero por pena cumplida, pues estuvo varios meses en prisión, ordenó la inmediata libertad de Uscátegui.

En la misma decisión, el juez Óscar Jaimes condenó a 40 años de prisión al mayor Hernán Orozco Castro, al hallarlo responsable de los delitos de homicidio y secuestro agravado, al igual que de falsedad en documento público.

Esta es la décima condena por el sonado caso de Mapiripán contra un alto oficial del Ejército. En febrero de 2005, el coronel retirado Lino Sánchez Pardo, ex comandante de la Brigada Móvil II, y vinculado por omisión por la masacre de Mapiripán en junio de 1997, fue sentenciado a 40 años de prisión emitida por el Tribunal Superior de Bogotá.

Con anterioridad, la misma condena les fue impuesta a Francisco Gómez, Arnoldo Vergara, alias Mocha Cabezas; Leonardo Montaño Rubiano, suboficial retirado del Ejército, y los suboficiales retirados José Miller Díaz y Juan Carlos Gamarra.

La Fiscalía había acusado al general Uscátegui, entonces comandante de la VII Brigada del Ejército, de los delitos por los cuales ayer resultó absuelto porque, a juicio del ente acusador, el oficial no adelantó ninguna acción preventiva para evitar la masacre contando con los medios y tendiendo el deber jurídico para hacerlo.