HISTÓRICO
Usuarios del Upac esperan el fin de su larga pesadilla
  • ColprensaCientos de personas se apostaron ayer en la Plaza de Bolívar para protestar ante lo que consideran la pesadilla de los usuarios del Upac. La Corte Constitucional debe pronunciarse hoy al respecto.
    Colprensa
    Cientos de personas se apostaron ayer en la Plaza de Bolívar para protestar ante lo que consideran la pesadilla de los usuarios del Upac. La Corte Constitucional debe pronunciarse hoy al respecto.
  • ColprensaAyer, durante todo el día, miles de usuarios protestaron por los créditos adquiridos con el Upac y estuvieron a la espera del fallo de la Corte Constitucional que los pudiera favorecer para terminar con esa pesadilla.
    Colprensa
    Ayer, durante todo el día, miles de usuarios protestaron por los créditos adquiridos con el Upac y estuvieron a la espera del fallo de la Corte Constitucional que los pudiera favorecer para terminar con esa pesadilla.

  • Crecen las protestas ante lo que miles de usuarios consideran injusto.
  • Se espera que emita un fallo unificado. Pero hay temores al respecto.
  • La Corte Constitucional debe pronunciarse hoy sobre 15 mil casos.
Por
Jorge Fajardo
Bogotá

Centenares de personas con créditos hipotecarios estuvieron reunidas ayer en la Plaza de Bolívar de la capital del país a la espera de un fallo de la Corte Constitucional para resolver más de 15 mil procesos contra deudores del viejo sistema Upac que están archivados y que se podrían reabrir con el fin de que los préstamos sean reliquidados.

Las protestas obedecen a que los usuarios califican de tratamiento "abusivo" la forma como los bancos les otorgan los créditos de vivienda basados en el sistema Unidad de Valor Real (UVR), y antes de 1999 con base en la Unidad de Poder Adquisitivo Constante (Upac), sin ningún tipo de asesoría y aclaración de que las cuotas a pagar por estos préstamos aumentarían.

Uno de estos ejemplos es Modesto Gutiérrez, un bogotano que adquirió hace diez años un crédito hipotecario atado a la Upac por 65 millones de pesos. A la fecha ha pagado 90 millones de pesos y todavía adeuda 80 millones de pesos.

Paralelo a las manifestaciones públicas, cuatro caminantes provenientes de Santander, junto a Modesto Salcedo, quien hace varias semanas se enfrentó a la fuerza pública en Bogotá para evitar ser desalojado de su casa, recogen firmas para pedirle al alto tribunal que revise los créditos tanto del Upac como de la UVR.

El fallo unificado
Al cierre de esta edición, los magistrados del alto tribunal aplazaron para hoy las deliberaciones en la que emitirán un fallo unificado que defina si da por terminados, o no, miles de procesos judiciales iniciados por los bancos contra los usuarios de créditos de vivienda que están en mora bajo el desaparecido Upac.

La sentencia busca unificar la jurisprudencia sobre la forma y el momento en el que los jueces debían iniciar los procesos ejecutivos contra los deudores hipotecarios, pues no existe una línea clara que permita definir las acciones en estos casos.

El fantasma del Upac ha provocado que desde hace un año el público decida tomar los créditos hipotecarios en pesos y con una cuota fija durante toda la vida del préstamo.

La cuota fija
Es así, como al terminar el año pasado, 70 por ciento de los créditos desembolsados para adquirir vivienda diferente a la Vivienda de Interés Social (VIS) estaba en pesos, mientras que en los ocho primeros meses del 2007 ese porcentaje subió a 84 por ciento de lo colocado para adquirir unidades residenciales no VIS.

Y en cuanto a la Vivienda de Interés Social (VIS), el año pasado el 34 por ciento de los préstamos hipotecarios colocados entre el público era en pesos, pero al terminar agosto de este año el porcentaje subió a 60 por ciento.

Para la Asociación Bancaria (Asobancaria), este fenómeno obedece a que todavía hay temor entre los usuarios de los bancos sobre el sistema de financiación en UVR, que reemplazó el Upac.

Además, voceros del gremio advirtieron que acatarán la sentencia de la Corte Constitucional, pero anticiparon que no habrá un mecanismo de aplicación generalizada para dar salida al problema de mora en el pago de créditos hipotecarios y la solución será individual.

El fallo del alto tribunal llegará en momentos en que después de muchos años de continua desaceleración, la cartera hipotecaria ha empezado a reaccionar.

Según la Superintendencia Financiera, al mes de agosto el saldo de la cartera hipotecaria ascendió a 8,59 billones de pesos, para un crecimiento de 7,46 por ciento frente a los 7,99 billones de pesos que tenía en igual lapso de 2007.

Ante la creciente protesta de los usuarios que se quejan por el aumento desmedido en el valor de las cuotas de los créditos hipotecarios, el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, se opuso a la posibilidad de reformar la UVR.

Gobierno no tiene agenda
El ministro Zuluaga señaló que no hay ninguna política general definida en esta materia y que el liderazgo lo asumirá el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial y un equipo especial creado la semana pasada por el Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez.

Antes de establecer una política general hay que estudiar caso por caso -explicó Zuluaga-, al advertir que es poco lo que el Gobierno puede hacer con una persona que dejó de pagar su obligación durante diez años.

La cesación de los pagos, a la espera de un fallo que les condonara parte del crédito, condujo a la acumulación de las deudas que hoy son prácticamente imposibles de atender por los usuarios, indicó el jefe de la cartera de las finanzas públicas.

Descartó que casos aislados sean calificados como la revitalización de la cultura del no pago y por el contrario - precisó Zuluaga-, la tendencia es la opuesta como lo muestra el cumplimiento de 98 por ciento de los usuarios del Fondo Nacional del Ahorro con créditos en Unidad de Valor Real (UVR).

Mientras tanto, la presidenta del Comité para la defensa del Consumidor y del Usuario del Sistema Financiero, Comfedin, Emperatriz Castillo Burbano, aseguró que "Sin el ánimo de parecer supersticiosa me atrevo a decir que coincidencialmente, en el mes de julio que es el número siete, del año (07) y cuando se cumplen siete años de la muerte del Upac y de la implementación de la UVR, 77 procesos han sido traídos a nuestra oficinas".

La expectativa crece
La expectativa sobre el fallo de la Corte Constitucional abre dos grandes interrogantes. Uno para los bancos y otro para los compradores de bienes rematados.
El abogado experto en derecho administrativo, Sergio Zuluaga Peña, explicó que ?si la Corte Constitucional dice que hay que declarar nulos estos procesos y volverlos a iniciar, los bancos tienen que volver a abrir procesos ejecutivos a sus deudores, lo que les daría a muchos usuarios más margen de maniobra para evadir el pago de su obligación?.
De otro lado, explicó el jurista, ?sucede que muchos de estos procesos terminaron en remate del bien. Por eso, quienes hayan adquirido bienes bajo la modalidad de remate, corren el riesgo de perder la propiedad, cuando el antiguo propietario sepa que la Corte falla por la nulidad de su caso.
El sistema financiero tiene razones para estar alarmado ante esa posibilidad.

La opinión
?Es fundamental que la Corte Constitucional defina claramente el alcance del fallo, en caso de que resuelva declarar nulos los procesos previos a 1999. Hay gran expectativa respecto a dos cosas: que tras el fallo la gente deje de pagar por varios años; y dos que quienes compraron bienes en remate pueden perder dicha propiedad. La Corte debe fijar seguridad jurídica sobre esos bienes?.
Sergio Zuluaga Peña, abogado administrativo.

?Antes de establecer una política general hay que estudiar caso por caso. Es muy poco lo que el Gobierno puede hacer con una persona que dejó de pagar su obligación hipotecaria durante diez años?.
Óscar Iván Zuluaga, Ministro de Hacienda.

?Hay un sector que está muy afectado porque los procesos continuaron inadvertidos y si la Corte unifica criterios tienen que indemnizar a las personas a las que les remataron vivienda con esos procesos. Es de lamentar lo que hacen varias entidades bancarias que, luego de terminados los procesos, a los dos meses vuelven y reactivan la demanda con los mismos cargos.
José Antonio Muñoz, defensor de los usuarios .