HISTÓRICO
Vía Sajonia-aeropuerto requiere ampliación: SAI
  • Vía Sajonia-aeropuerto requiere ampliación: SAI
POR LEÓN J. SALDARRIAGA L. | Publicado el 31 de enero de 2013

La posibilidad de un tercer carril para mejorar la transitabilidad por la variante de Sajonia, que comunica a Medellín con el aeropuerto de Rionegro, fue planteada por la SAI, pero no aparece como una urgencia para el gobierno departamental ni para el concesionario que la tiene a cargo.

La propuesta fue formulada por el ingeniero Johel Moreno, veedor de Las Palmas, quien subrayó que es la vía que conduce al Oriente que soporta las mayores cargas de tráfico liviano, diseñada para una velocidad de 60 kilómetros-hora, con un trazado que hace casi imposible la maniobra de adelantamiento y con alto riesgo de accidentes.

Según el gerente de la Concesión Aburrá-Túnel de Oriente, Jaime Ramírez Ossa, el tráfico tiene un promedio de 14.000 vehículos diarios.

Entre los argumentos para construir un tercer carril, Moreno destacó que la inversión de 5.800 millones que se hizo hace 15 años ya se "repagó", en tanto que el peaje genera unos 2.400 millones de pesos mensuales que se orientan a financiar el proyecto del túnel, y no se necesitaría licencia ambiental.

"Con una inversión razonable, los beneficios serán gigantescos en la agilidad del tráfico", dijo, y llamó la atención de los gobernantes a ser previsivos para que el crecimiento vehicular en tres años no lleve a una "cola interminable" entre las glorietas de Sancho Paisa y de Sajonia.

No sería más que ampliar la banca unos 3,50 metros, que es el ancho de un carril -agregó Moreno, y demandaría entre 15.000 y 18.000 millones de pesos con los ajustes.

Pero Sebastián Álvarez, gerente de Proyectos Estratégicos de la Gobernación, sostuvo que con el Túnel, a Sajonia se le restaría el 80 por ciento del tráfico y quedaría con un promedio de 3.000 automotores.

"Cuando el gobierno anterior tomó la decisión de firmar el túnel, esta opción quedó postergada", dijo, y advirtió que todo dependerá de lo que digan los estudios ambientales complementarios del megaproyecto.

"En este momento las dos son mutuamente excluyentes. De no hacer el túnel habría que considerar si el tráfico ameritaría una doble calzada", insistió Álvarez.

De manera categórica, el gerente de la Concesión, Jaime Ramírez Ossa, manifestó que con el trazado actual y condiciones geotécnicas de la vía por Sajonia, mejor se pretendería una vía alterna que cumpla con las especificaciones que demanda el tráfico actual.

"Sería una vía para el futuro y que aguante los 80 kilómetros por hora, como velocidad mínima de crucero, pero no iría por donde está la actual", planteó.

Sin embargo, Ramírez expuso un factor de peso para tener en cuenta: la vía alterna obligaría a comprar unas áreas que hoy están por los 150.000 millones de pesos, para garantizar el futuro del proyecto.

Pero hasta ahora la inquietud de la Concesión sólo se ha tratado a nivel de junta directiva y en escenarios académicos. Todavía no se ha propuesto al Departamento ni éste ha solicitado un proyecto para ampliarla.