HISTÓRICO
Víctima de accidente de volqueta salía del entierro de su padre
  • FOTO JULIO CÉSAR HERRERA
    FOTO JULIO CÉSAR HERRERA
Por JOSÉ FERNANDO SERNA O. | Publicado el 28 de julio de 2013

La muerte se ensañó con Albeiro Alberto Hernández, uno de los 12 heridos del accidente ocurrido la tarde de este sábado en el barrio Córdoba, norte de Medellín. Su vida quedó pendiendo de un hilo a la salida del cementerio Universal, luego de enterrar a su padre.

El aparatoso accidente se produjo por una falla mecánica de una volqueta cargada de arena que, sin frenos, se llevó por delante todo lo que encontró a su paso.

En la madrugada de este domingo y luego de luchar por su vida durante horas, el hombre murió en el hospital Pablo Tobón Uribe a causa de múltiples traumas.

Final trágico del Mono
Hernández se ganaba la vida vendiendo dulces en el Parque Berrío de Medellín. Y el  viernes pasado había fallecido su padre, Elías Hernández, de cuyo sepelio salía antes de su infortunio.

Según se conoció, Alberto salió de su casa en el barrio 12 de octubre en medio de la tristeza a darle cristiana sepultura y encontró a la salida del cementerio Universal la muerte.

"Era una gran persona. Con todo el mundo la llevaba y era muy servicial", relató Sonia Tobón, su mujer, en medio de la nostalgia. Con ella llevaba 23 años de convivencia y lucharon juntos por sacar adelante el hogar pese a las dificultades.

El Mono, como era conocido, tenía 47 años de edad.  A las 6:00 de la mañana de este domingo y luego de los fallidos intentos por salvarle la vida, los médicos registraron su muerte, 48 horas después del deceso de su padre. El destino se llevó a padre e hijo el mismo fin de semana.

Accidente
El episodio se registró por la pendiente de la calle 80 con la carrera 67A, en el barrio Córdoba, a un costado del cementerio Universal. Por esa concurrida vía bajó la volqueta cargada de arena y sin frenos. A su paso quedaron 21 vehículos chocados, así como 15 motos y tres postes del alumbrado público destrozados.

Por la magnitud de los daños, las autoridades catalogaron como un milagro que más personas no hubieran perecido.

Las demás lesionadas se recuperan en centros asistenciales de la ciudad, tres en estado crítico, mientras que los residentes del sector insistieron en que no es la primera vez que se presenta un accidente de estos en la zona.