HISTÓRICO
Víctima de una caída murió la bolerista Ligia Mayo
Por Rodrigo Martínez Arango | Publicado el 24 de agosto de 2012

La educadora, compositora y cantante de boleros y música colombiana Ligia Tamayo Posada, de 84 años, conocida en el mundo artístico como Ligia Mayo, murió víctima de una caída en un apartamento del barrio El Poblado, suroriente de Medellín.

De su muerte, las autoridades informaron que su hija, con la que vivía, llegó este jueves hacia las seis de la tarde a su apartamento, ubicado en la calle 23c con la carrera 42, y la encontró en el piso. De inmediato la trasladó al Hospital General, pero allí los médicos no pudieron hacer nada por su vida, porque ya llevaba varios minutos de muerta.

Ligia Mayo cumplió 84 años el pasado 15 de agosto. Era oriunda del municipio de Yarumal y desde muy niña se desplazó a Medellín, donde aprendió a tocar guitarra y empezó a cantar.

A comienzos de los años 60 se vinculó a la disquera Codiscos en la cual grabó, entre otros, los boleros Con toda el Alma, del compositor español Luis Martínez Serrano, y Lejos de Ti, del puertorriqueño Rafael Hernández, que la hicieron conocer en el mundo artístico nacional e internacional.

También interpretó varios temas del compositor colombiano Luis Uribe Bueno, como Amor Imposible y Llámame.

En 2007 grabó un trabajo con 15 temas de su autoría, como los boleros Soledad, Te amé,  No es pecado quererte y Luna mensajera, y el vals No me mires más.

La investigadora y experta en la historia de la música Ofelia Peláez dijo que murió una de las voces más bellas y auténticas del pentagrama latinoamericano. "Siempre lo dije: la voz de Ligia Mayo es auténtica, no se parecía a la de nadie, no sé que tenía pero sí era distinta", opinó.

Era graduada en educación de la Universidad de San Buenaventura, profesión a la cual le dedicó varios años de su vida. Fue cofundadora del Colegio Latino de Medellín.