HISTÓRICO
Víctimas del Chocó enviarán propuestas a La Habana sobre el proceso de paz
Efe | Publicado el 28 de junio de 2013
Líderes sociales del Chocó, uno de los departamentos más deprimidos de Colombia, comenzaron este viernes en Quibdó, su capital, a debatir propuestas de paz en el apartado de víctimas que serán remitidas a las delegaciones negociadoras del Gobierno y las Farc en La Habana.
 
Esta cita forma parte de las Mesas Regionales de Paz promovidas por las Comisiones de Paz del Congreso que desde hace seis meses recorren los departamentos de Colombia con el objetivo de que las víctimas del conflicto armado tengan voz en el proceso de negociación.
 
Situado en el noroeste del país, sobre el océano Pacífico, el Chocó, cuya población es mayoritariamente afrodescendiente, ha sido uno de los departamentos más castigados del conflicto armado que azota a este país desde hace casi medio siglo, con masacres, desplazamientos forzosos y mucho olvido.
 
"El Chocó ha sido doblemente castigado, por un lado por el conflicto y por el otro por el olvido", afirmó el congresista Iván Cepeda, copresidente de la Comisión de Paz de la Cámara de Representantes antes de la inauguración de la Mesa.
 
Mujeres, jóvenes, estudiantes y sindicalistas, la mayoría afrocolombianos pero también indígenas, llegaron a Quibdó desde todos los rincones del Chocó, con el objetivo de denunciar las atrocidades que la guerra ha causado en sus comunidades y para exigir paz y desarrollo para la región.
 
Astrid Sánchez, senadora por el Chocó, fue la elegida para instalar la Mesa de Paz de Quibdó y reclamó que este espacio "sea el intermediario para que las propuestas puedan estar en La Habana y podamos empezar a creer en el Estado y a tener un poco de paz".
 
"A lo largo del río Atrato la gente está desplazada, aguantando hambre, porque dejaron todo tirado por la guerra", denunció Sánchez.
 
La reunión en Quibdó forma parte de la segunda ronda de Mesas Regionales de Paz, que recoge propuestas para la reparación de las víctimas, uno de los puntos de la agenda de negociación del Gobierno y las Farc en Cuba.