HISTÓRICO
VIDA VEGETATIVA
  • Samuel Arango M. | Samuel Arango M.
    Samuel Arango M. | Samuel Arango M.
Por Samuel Arango M. | Publicado el 19 de febrero de 2012

Matías era un niño de 9 años lleno de vida. Inteligente, imaginativo, alegre, activo. Le encantaba fantasear con historias ilógicas y jugar en el campo. Un admirador de la naturaleza.

Me encantaba compartir con él esa niñez plena y jugar todo el tiempo que estábamos juntos. Pero la Navidad pasada Matías tuvo un grave accidente: alguien le regaló una pantallita en la que puede jugar múltiples juegos. Esta semana lo volví a ver. No me saludó, no se despidió. Durante el día estuvo enchufado a la pantallita. Tuvieron que obligarlo a almorzar. Luego se volvió a conectar. Matías ya no es mi amigo y preocupado me alejé de él mientras seguía conectado a ese aparato, en perfecto estado vegetativo, para el mundo real.

Clic.

Las repeticiones en televisión se dan por dos motivos, o porque un programa puede ser de interés para varios públicos diferentes que ven televisión a horas diferentes o porque no hay plata y tienen que rellenar. Adivine cuál es el motivo en la mayoría de los casos.

Clic.

Agoniza la CNTV. Preocupa especialmente por los canales regionales. Y ahora, quién podrá salvarlos? ¡Yo, el gobiernín colorado!

Clic.

Lo dijo un niño: Mi papá no nos deja ver televisión durante las comidas porque da gases y úlceras. Dudamos lo segundo.

Clic.

Medellín puede llegar a ser, si quiere, la ciudad más importante de Latinoamérica en la producción de cine. México, por el narcotráfico y la violencia, ahuyenta la producción y Hollywood está buscando un lugar bueno, bonito y barato para sus costos. ¡Una oportunidad de película!

Clic.

No parece posible el control de calidad en la radio. Se escuchan unos programas realmente cochinos, inmundos, cloacas. Más ordinarios que un cementerio con piscina. Control de calidad o de caridad.

Clic.

Selene Botero es una dama y sabe de televisión. Aumentó casi un 600% la sintonía de UNE TV. Ahora está en Teleantioquia. Mi canal, mi pasión. Muchos éxitos.

Clic.

Cuando los padres no asumen la responsabilidad por las horas que los hijos están frente a las pantallas, podemos hablar de idiotas útiles.

Clic.

Hay varias clases de asistentes a los festivales de cine. Los cineastas que se encierran a mirar películas de diez de la mañana a una de la mañana. Los faranduleros que buscan autógrafos y tomarse fotos con la Grisales, José Gaviria, Carolina Gómez, Víctor Gaviria y otros. Los parrandistas que van de rumba, licor, droga, prosti y guayabos. Y hay otros inmamables, los que se las dan de intelectuales.

Clic.

Diálogo nada extraño hoy: Hijo, quieres un hermanito o una hermanita. No papá, dame una Ipod

Plop.

Lo dijo Marshall McLuhan, un tremendista de la comunicación: ¡Esperar que un niño sintonizado a la era electrónica responda a las viejas formas de la educación, es como esperar que un águila nade!

Clic.

El tiempo que un niño pasa frente a una pantalla es inversamente proporcional a la calidad de la relación con los padres. El que lo entendió, lo entendió.