HISTÓRICO
Washington buscará la sede de los Juegos Olímpicos de 2024
Efe | Publicado el 27 de agosto de 2013

Un grupo sin fines de lucro anunció este martes que iniciará una campaña para obtener para la capital de Estados Unidos la sede de los Juegos Olímpicos de verano en 2024, once años después que un intento de Washington y Baltimore fracasó.

Hace unos seis meses el ejecutivo principal del Comité Olímpico de Estados Unidos, Scott Blacmun, envió una carta a los alcaldes de 35 ciudades, incluidas Washington y Baltimore, preguntándoles por su interés en una candidatura potencial.

Hoy el grupo DC 2024, presidido por Bob Sweeney quien es también titular de la Alianza de Deportes del Gran Washington, indicó que explorará la capacidad de la ciudad para montar el espectáculo deportivo más grande del mundo, y el interés en traer los juegos a la región.

Los últimos Juegos Olímpicos de verano realizados en Estados Unidos fueron en Atlanta en 1996, y en su anuncio Sweeney dijo que Washington "es la ciudad más segura y protegida del mundo".

La protección de los atletas, las sedes deportivas y los espectadores es el aspecto más costoso en el montaje de los Olímpicos, y Sweeney indicó que en el Distrito de Columbia esa vigilancia "es parte de la vida cotidiana".

Sweeney dijo al diario The Washington Post que ha obtenido opiniones favorables del dueño del equipo de fútbol de Washington, Daniel Snyder, y del dueño de los Wizards y Capitals, de básquetbol y hockey, Ted Leonsis, como asimismo de la oficina del alcalde Vincent Gray.

Con una población de 632.323 personas según el Censo, Washington está ubicada en el puesto 24 entre las ciudades de Estados Unidos por su población, mucho más pequeña que Londres y Pekín que albergaron los últimos dos Juegos Olímpicos.

Pero si se toma en cuenta el Gran Washington, el área metropolitana comprende 4,4 millones de residentes que sube la región al quinto puesto en el país detrás de Nueva York, Los Ángeles, Chicago y Miami.

La región entera comparte una característica que pesará en el interés de los habitantes por los Juegos Olímpicos: aún en los días más normales el tránsito es una pesadilla, y la presencia de miles de deportistas y espectadores de todo el mundo no luce como idea muy atractiva.

La campaña misma es costosa. Una década atrás el frustrado intento de Washington y Baltimore costó 10 millones de dólares.

Sweeney dijo que el Comité Olímpico de Estados Unidos ya no cobra una tarifa de 2,5 millones de dólares por la participación, y el grupo tendrá que reunir entre 3 millones y 5 millones de dólares en los próximos dos años, principalmente del sector privado, para seguir adelante en su campaña.