Cortometrajes quieren una historia más larga

  • Los festivales han sido el escenario tradicional para la exhibición de cortometrajes. FOTO cortesía Cortos de Largo alcance
    Los festivales han sido el escenario tradicional para la exhibición de cortometrajes. FOTO cortesía Cortos de Largo alcance
Por ronal castañeda | Publicado el 21 de diciembre de 2017

Un cortometraje es un formato que no alcanza a ser película por su duración (máximo 70 minutos en cine y 50 en televisión) y que no tiene un canal de distribución. Es un paria del séptimo arte por su misma lógica: la gente no va a las salas a ver cortos.

Ante esa lógica, este pequeño formato tiene escasos canales de difusión, entre ellos muestras y festivales. Este año en Bogoshorts, el festival de cine anual especializado en cortos, se presentaron 3.864 trabajos de 109 países, de los cuales fueron seleccionadas 158 propuestas para su exhibición.

Sin embargo, tal como sucede con las cintas colombianas, el problema del audiovisual de corta duración ya no está tanto en la producción como en la exhibición y la distribución. Como lo anotó recientemente el crítico de cine Pedro Adrián Zuluaga en su columna de la Revista Arcadia, estos dos puntos se convirtieron en el cuello de botella de las producciones nacionales.

Una solución podría ser el Decreto expedido en marzo de este año por el Ministerio de Cultura que regula la manera como los exhibidores pueden comprar cortometrajes a partir de una bolsa de proyectos. El Decreto 554 contiene unas modificaciones sobre la elección de representantes en el Consejo de las Artes y la Cultura en Cinematografía (CNACC). Además, detalla cómo se debe dar el estímulo de exhibición de cortometrajes y el recaudo de la contribución parafiscal, entre otras.

Regulación

A partir del 1 de enero de 2018, ningún cortometraje podrá proyectarse por más de 2 meses continuos en una misma sala de cine, y al menos durante 15 días corridos en todas las funciones. Así se estimula la proyección de más trabajos.

Para Adelfa Martínez, directora de Cinematografía del Ministerio de Cultura, “los grandes exhibidores, que poseen aproximadamente el 90 % del número de salas en el país, duplicarán los cortos que exhiben en el año”.

Antes de este Decreto, los contenidos no cinematográficos (ópera, fútbol) no pagaban contribución al Fondo para el Desarrollo Cinematográfico (FDC).

Los exhibidores acceden al estímulo presentando un corto durante dos meses; “el año entrante será solo durante un mes. Además, no pueden ser producidos por los exhibidores”, comenta Martínez, ya que muchas veces estos producían los proyectos que luego exhibían, lo que generaba condiciones de desigualdad en el mercado.

Para Andrés Arias, director de la muestra Cortos de Largo Alcance, por lo menos va a haber más producciones y más acceso a salas de exhibición. Para él este decreto “salda una deuda grande con el sector: los mejores cortos antes no se exhibían en salas y tampoco había buen contenido”.

Dudas

Para Jaime Manrique, director de Bogoshorts, es fantástico que haya una ley para la exhibición de estos trabajos. Sin embargo, no se ha logrado una reglamentación del todo benéfica, porque se sigue pensando en las necesidades del exhibidor. “No es que sea de mala fe, la reglamentación trata de solucionar cosas, pero al mismo tiempo genera otras complicaciones”.

Dos limitaciones tiene la actual reglamentación, según Manrique: el tiempo de duración de cada trabajo (7 minutos) y el contenido que termina decantando múltiples géneros que no encajan en lo que necesitan las exhibidoras.

Para el director de Bogoshorts hay una cosa cierta a fin de cuentas: los exhibidores no compran cortos porque les interese sino porque deduce parte de lo que tienen qué aportar al FDC. Los cortometrajes dan derecho a los exhibidores de rebajar su cuota parafiscal de 8.5 % a 2.25 %, y así el incentivo tributario termina siendo de mayor interés para las exhibidoras.

A partir de 2018 se aplicarán las nuevas reglas de juego. Aunque ahora haya más ventanas de exhibición para las producciones nacionales, aún falta trabajar en el modelo para jugar a iguales

Contexto de la Noticia

¿CÓMO FUNCIONA? Convocatoria de cortos en sala

A través de esta convocatoria, el Consejo de las Artes y la Cultura en Cinematografía construye un banco de cortometrajes posibles para acceder al estímulo de exhibición. La convocatoria está dirigida a producciones de todos los géneros que duren entre 7 y los 14 minutos y tengan la resolución de Reconocimiento de Producto Nacional. Los cortometrajes beneficiarios de las convocatorias del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico serán directamente elegibles para exhibición y no tendrán que pasar por el proceso de evaluación del comité curador.

Informes en: www.proimagenescolombia.com

Ronal Castañeda

Periodista. Estudiante de maestría en Estudios y Creación Audiovisual.

  • 1

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección