Abuelas de la Plaza de Mayo se quedaron sin “Chicha”

  • María Isabel Chorobik creyó que su nieta desaparecida era Marcela Noble, hija adoptiva de Ernestina de Noble, la difunta dueña del Grupo Clarín. Las pruebas genéticas dieron negativo. FOTO afp
    María Isabel Chorobik creyó que su nieta desaparecida era Marcela Noble, hija adoptiva de Ernestina de Noble, la difunta dueña del Grupo Clarín. Las pruebas genéticas dieron negativo. FOTO afp
Por germán jiménez morales | Publicado el 22 de agosto de 2018
500

niños habrían sido robados durante la dictadura argentina, dice la asociación.

en definitiva

“Mi aspiración es abrazarte”, fue siempre el deseo de María Isabel ‘Chicha’ Chorobik de Mariani, una fundadora de las Abuelas de la Plaza de Mayo que no logró recuperar a su nieta Clara Anahí.

“Ustedes tienen que tener mucha paciencia, mija. Y también tienen que ser muy boludas, porque esto va para largo”. Así fue el consejo que en 1997 le dio la argentina María Isabel “Chicha” Chorobik de Mariani a la paisa Teresita Gaviria Urrego.

El tiempo le daría toda la razón. “Chicha” es una de las 12 fundadoras de ese movimiento de resistencia ciudadana llamado las Abuelas de la Plaza de Mayo, creado en 1977 para restituir a sus legítimas familias a todos los niños desaparecidos por la dictadura argentina, entre 1976-83.

Teresita, por su parte, fueuna de las creadoras en 1999, en Medellín, de Las Madres de la Candelaria, como respuesta a las desapariciones forzadas, secuestros y homicidios en el marco del conflicto armado colombiano.

Ambas mujeres, la colombiana y la argentina, luchan y lucharon valientemente por saber la verdad de sus familiares desaparecidos y de las de otras víctimas que corrieron la misma suerte.

“Chicha” nació un 19 de noviembre de 1923, en San Rafael, Argentina. Como activista de derechos humanos presidió las Abuelas de la Plaza de Mayo, de la que hizo rancho aparte en 1989.

Siete años más tarde creó la Asociación Anahí, desde la cual hizo todo lo posible para recuperar a Clara Anahí Mariani, su nieta. Ayer, a la edad de 94 años, Maria Isabel dejó este mundo sin cumplir su sueño.

La agencia AFP recuerda que el caso de Anahí se volvió emblemático en el mundo, gracias a la divulgación de una serie de cartas que “Chicha” le escribió a su nieta.

La bebé fue secuestrada por un policía el 24 de noviembre de 1976. Previamente fue asesinada su madre, Diana Teruggi, junto a otros tres militantes de la organización guerrillera Montoneros, durante una redada en su hogar de La Plata.

El hijo de “Chicha”, Daniel, no estaba ese día en casa, pero fue asesinado ocho días después a balazos.

Cuando tenía 90 años, “Chicha” creyó ver cumplida su misión. Un 24 de diciembre de 2015, los medios de comunicación divulgaron la noticia de la presunta aparición de su nieta, Clara Anahí. La mujer que así se presentó a la fundación de María Isabel Chorobik llevaba como evidencia una prueba genética de un laboratorio particular, el mismo que dos análisis genéticos oficiales descartaron luego.

Aunque esto fue duro para “Chicha”, posteriormente escribió: “a los 91 años mi aspiración es abrazarte y reconocerme en tu mirada. Me gustaría que vinieras hacía mí para que esta larga búsqueda se concretara. Es el mayor anhelo que me mantiene en pie el que por fin nos encontremos”,

Datos oficiales de las Abuelas de la Plaza de Mayo estiman en 500 el número de niños robados durante la dictadura argentina. De ese total, 128 han sido localizados, la mayoría con vida y con recuperación de su verdadera identidad.

Perdona a Isaza

Teresita Gaviria tampoco ha logrado cumplir, aún, el propósito personal que tiene con las Madres de La Candelaria: que los paramilitares le digan en dónde está su hijo, Cristian Camilo Quiroz Gaviria. Al chico lo desaparecieron en 1998, tenía 15 años y medio, viajaba hacia Bogotá y los paramilitares lo retuvieron en un retén a la altura de Doradal.

Por informaciones que ha recibido de personas cercanas a Ramón Isaza Arango, excomandante de las Autodefensas Unidas de Colombia, al hijo de Teresita lo habrían desmembrado y tirado al río Magdalena. Su madre no lo cree. Por ello ha tratado de tener un cara a cara con Isaza, para pedirle una información muy concreta y para expresarle que lo perdona, a pesar de todo el daño que le ha hecho a su familia.

“Esta es una batalla que tenemos que dar todos los días”, afirma Teresita, quien reporta que en la base de datos de la Asociación de Madres de La Candelaria hay 882 personas que buscan a sus familiares. Hasta el momento han logrado recuperar 110 cadáveres. Este viernes, 24 de agosto de 2018, al parecer les entregarán los restos de otra persona.

Teresita reconoce que, comparadas con la dimensión de las Abuelas de la Plaza de Mayo, están a años luz con su organización de las Madres de La Candelaria. “Ellas fueron para nosotras un referente muy importante y lo que tienen montado es realmente admirable”, concluyó esta mujer que sigue pidiendo, a gritos, “que nos digan la verdad, que nos digan en dónde quedaron nuestros familiares, qué pasó con ellos, por qué los desaparecieron y quién dio esa orden”.

Contexto de la Noticia

INFORME un grito femenino por sus familiares

• Las Abuelas de la Plaza de Mayo nacieron en 1977. Su objetivo “es localizar y restituir a sus legítimas familias todos los niños desaparecidos por la última dictadura argentina, que, se estima, desapareció a 30.000 personas. Según la organización, “unos 500 hijos de desaparecidos fueron apropiados como “botín de guerra”.

• Las Madres de la Plaza de Mayo comenzaron a reunirse en Buenos Aires, Argentina, el 30 de abril de 1977, para pedir a las autoridades información sobre sus hijos desaparecidos. Su cita es todos los jueves, a las 3:30 p.m. Están divididas. El otro grupo se define Línea Fundadora.

Germán Jiménez Morales

Periodista y escritor. Diplomado en información económica y financiera, Geopolítica y finanzas para no financistas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección