Rafael Correa, en líos para formar su movimiento político

  • Rafael Correa celebró la elección de Lenin Moreno como presidente de Ecuador el 2 de abril de 2017. Hoy es su férreo opositor. FOTO: Reuters
    Rafael Correa celebró la elección de Lenin Moreno como presidente de Ecuador el 2 de abril de 2017. Hoy es su férreo opositor. FOTO: Reuters
EFE | Publicado el 17 de enero de 2018

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador negó en primera instancia la entrega de formularios para la inscripción del nuevo grupo político que intenta organizar la facción afín al expresidente Rafael Correa, que el martes pasado abandonó el movimiento oficialista Alianza País (AP).

La consejera Luz Haro indicó a Efe que el pleno del CNE, en una reunión efectuada ayer, resolvió negar las claves para la entrega de formularios al grupo correísta, por algunas inconsistencias detectadas en los documentos entregados por el nuevo grupo político.

Haro recordó que el Tribunal Contencioso Electoral (TCE), organismo de control legal, reconoció ante el CNE a la directiva de Alianza País liderada por el presidente del país, Lenín Moreno, tras rechazar una apelación presentada por la facción correísta.

Esa decisión del TCE generó el rechazo de Correa y los suyos que hoy presentaron su desafiliación de AP y anunciaron la construcción de un nuevo partido al que ya denominan “Revolución Ciudadana”.

Sin embargo, el pleno del CNE no dio paso a la entrega de la clave ni los formularios al grupo afín a Correa, por considerar que la normativa electoral establece que “ninguna organización política puede tomar ni signos ni frases ni consignas de otro” movimiento.

Le puede interesar: Correa, el expresidente que también dirige la campaña del NO

“Ellos (los correístas) deberían mejorar” sus documentos, aclarar que tienen su propia línea política y volver a presentar la solicitud para que sea aceptado el movimiento, añadió Haro.

Este tipo de situaciones ya se han presentado en otras ocasiones, agregó la consejera al precisar que en el país están reconocidas por el CNE 160 organizaciones políticas, pese a que más de 500 han presentado solicitudes de inscripción.

“No es mala voluntad”, sino un mecanismo para proteger la independencia de cada uno de los sujetos políticos reconocidos en el país, añadió Haro.

Tampoco “es una negación eterna, sino darles la oportunidad para que puedan mejorar”, insistió.

El movimiento Alianza País fue formado en 2006 por Correa y Moreno, y juntos llegaron al poder en enero de 2007, el primero como presidente y el segundo como vicepresidente.

Tras una década de AP en el poder, Moreno se presentó por esa formación a las alecciones presidenciales y triunfó en los comicios de abril pasado, apoyado por Correa, aunque justo después de asumir el mando empezó una feroz pugna con su antecesor que incluyó una dura batalla por el control del movimiento oficialista.

Así salió Correa del oficialismo

La retirada de la formación de Correa en AP se dio luego que el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) decidiera este lunes rechazar una apelación de la legisladora Gabriela Rivadeneira sobre el encargo de la directiva de AP a personajes ligados a Moreno, reflejo de la agria pugna de los últimos meses entre ambos mandatarios.

Con ello, el ala correísta del movimiento pone fin al parecer a la disputa por el control de la formación oficialista, que por disposición judicial queda ahora en manos del presidente Moreno.

Correa fue el primero en presentar su desafiliación de AP en la delegación del Consejo Nacional Electoral (CNE) de la provincia costera de Los Ríos, y horas después, ya en Quito, siguieron sus pasos una treintena de asambleístas.

Lea aquí: Cruzada contra Lenín evidencia cisma correísta

Recordó que el desangre del grupo oficialista empezó hace algunos meses, cuando algunos colaboradores del Gobierno de Moreno dimitieron de sus cargos por no estar de acuerdo con la gestión del actual mandatario.

“Hay mucha gente que prefirió renunciar a sus cargos a mantenerse en un gobierno que ataca permanentemente a sus compañeros y no trabaja por el bien del país”, escribió Correa en su cuenta de Twitter, la red social convertida por el exmandatario como tribuna en su batalla política con Moreno.

Correa enarbola el No a la consulta popular impulsada por Moreno para el próximo 4 de febrero, en la que se preguntará a la población sobre una polémica ley de plusvalía, la lucha contra la corrupción, la minería, la naturaleza, y los delitos sexuales contra menores.

También sobre la no menos polémica ley de reelección indefinida, que el actual presidente quiere anular.

“Esta consulta es mañosa, guarda ilegalidades e inconstitucionalidades. No podemos permitir que se lleven la Patria en peso, les debemos decir NO a los traidores”, añadió el exgobernante, opinión que fue secundada por varios excolaboradores suyos que hoy formalizaron su retirada de Alianza País.

“Con actos ilegales y vergonzosos nos roban la personería jurídica de AP, las sedes logradas con el aporte de miles de militantes, el logotipo, el color, todo lo que ha sido construcción militante, pero el apoyo popular se queda en nosotros. Seguiremos la lucha con más fuerza aún”, escribió Doris Soliz, una exministra de la Política en el gobierno de Correa.

Por contra, varios políticos de AP afines a Moreno, empezaron a evaluar la situación y advirtieron de que podrían reorganizarse algunas de las comisiones legislativas que están dominadas por el ala correísta.

La legisladora Elizabeth Cabezas dijo que con la retirada de los correístas se aclarará en la Asamblea Nacional (Parlamento) qué grupo “va a apoyar la gestión del presidente Moreno”, ya que hasta ahora los correístas han actuado como si fueran de la oposición.

Moreno cuenta de facto con el apoyo de poco más de cuarenta diputados, insuficiente para pasar las leyes en una Asamblea de 137 escaños.

Seguidores morenistas de AP insistieron en redes sociales sobre la posibilidad de que la campaña por el Sí en la consulta popular se centre en los aspectos medulares del referendo, en lugar de la pugna partidista.

Alianza País fue formada en 2006 por Correa y Moreno, y juntos llegaron al poder en enero de 2007, el primero como presidente y el segundo como vicepresidente.

Para saber más: Rafael Correa piensa pedir una constituyente en Ecuador

Moreno se presentó por AP a las alecciones presidenciales y triunfó en los comicios de abril pasado, apoyado por Correa, aunque justo después de asumir el mando empezó una feroz pugna con su antecesor.

Gabriela Rivadeneira, del círculo de allegados al exmandatario, criticó el que el TCE haya entregado la conducción de AP a los morenistas pero, resignada, anunció la construcción de un nuevo partido liderado por Correa.

“No reconocemos a quienes han robado y usurpado nuestra conducción política” de Alianza País pero, aunque ellos “pueden quedarse con todo” lo material, el apoyo popular está con Correa, aseguró la legisladora en declaraciones a Efe.

“Regresamos a las calles, a organizar con la gente lo que es la Revolución Ciudadana”, remarcó Rivadeneira.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección