Cataluña, elección en medio de fracturas

  • FOTO EFE
    FOTO EFE
Por David Ortiz CastañoColaboración especial desde Madrid | Publicado el 21 de diciembre de 2017
Infografía
Cataluña, elección en medio de fracturas
3.000

compañías han cambiado sus sedes de Cataluña a otras zonas de España.

en definitiva

El clima político enrarecido en Cataluña durante la elección servirá para acentuar la crisis política en la región, que está completamente dividida tras la declaración independista.

La polarización enmarcó el final de la fugaz campaña para las elecciones en Cataluña, que se llevarán a cabo hoy y de las cuales resultará un nuevo gobierno autonómico.

Las encuestas no marcan ninguna tendencia, lo que sí determinan es que sea cual sea el resultado, la gobernabilidad de esta región española no será clara.

Tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución española, que pretendía restablecer los derechos de los catalanes cesando al parlamento y a los miembros de la Generalitat de Cataluña para convocar unas nuevas elecciones, las tensiones políticas van en aumento y las posibilidades de diálogo o acuerdo son lejanas.

El bloque de partidos que en su momento apoyaron y tramitaron la independencia de Cataluña, llega a las elecciones del “21-D” más fraccionado que nunca. Esquerra Republicana, fuerza que ayudó al ‘govern’ a tener la mayoría absoluta en el Parlamento catalán ya se desmarcó de la posibilidad de declarar una república de manera unilateral, lo que riñe con sus otrora aliados de la CUP o de la formación de los ex integrantes de Junts per Catalunya, entre ellos el expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien viajó a Bélgica tras la aplicación del 155 para evitar su arresto y que ha hecho campaña por videoconferencias.

Al otro lado está el llamado bloque constitucionalista, formado por el Partido Popular (que actualmente gobierna en España), así como por Ciudadanos y el Partido Socialista de Cataluña (PSC) que es la representación del tradicional Psoe en esa comunidad autónoma. Desde este bando, las cosas no pintan mucho mejor, los principales líderes no invocan explícitamente un acuerdo para gobernar luego del 22 de diciembre, pero tienen en común que no darán espacio a la agenda independentista.

Las claves para este 21-D

La campaña para recomponer el Parlament y el ‘govern’ de Cataluña solo duró un mes y estuvo marcada, como en las últimas elecciones en el mundo, por las noticias falsas, las encuestas sin tendencia clara y cambios de bandos.

Para comprender lo que pasará hoy en Cataluña y lo que vendrá después, hay que tener claros varios tópicos. El primero es cómo se formará el ‘govern’, pues dependiendo de las fuerzas que ganen más escaños en el Parlamento, resultará el nuevo presidente de la Generalitat y su cúpula de consejeros (o ministros).

De obtener la victoria los partidos que promueven la separación de Cataluña de España, la agenda se complicará para la Unión Europea. Y de salir victorioso el bloque Constitucionalista, el gobierno español y los demás partidos deberán sentar las bases de un diálogo para recomponer la fractura social con Cataluña, lo que pasa por términos de presupuestos, grado de autonomía fiscal e incluso, promoción de la cultura catalana.

En medio de esta carrera electoral sucedió algo atípico: el líder de Esquerra Republicana y quien fuera el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, está en la cárcel, así como el consejero de Interior Joaquim Forn, y dos líderes de asociaciones catalanas, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, todos con medidas de prisión cautelares por presunta rebelión.

Con este panorama, podría pasar algo impensable, si Esquerra Republicana tiene la posibilidad de formar gobierno, podría promover a su líder, hoy encarcelado, como presidente de la Generalitat y este podría asumir el cargo.

Para los independentistas, son presos políticos; para los constitucionalistas, solo se está aplicando la justicia.

Otro elemento, como no, es el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien desde su viaje a Bélgica no ha escatimado palabras contra España y últimamente, contra la Unión Europea.

El político al que recientemente la justicia española le retiró la euro-orden, ha decidido no volver a España –aunque lo consideró hace un par de semanas–, pues considera que no tiene garantías y apoya su discurso en el autoritarismo del gobierno español.

Contexto de la Noticia

radiografía antecedentes del proceso

El pasado 1 de octubre, el ‘govern’ de Cataluña realizó un referéndum declarado ilegal por el Tribunal Supremo de Justicia y en el que, según el gobierno autonómico participaron más de 2 millones de personas. Esto se desarrolló bajo declaraciones de contradictores al independentismo en las que evidenciaban cómo en este proceso los ciudadanos votaban más de una vez y no hubo un censo electoral legítimo. Tras esto, en el pleno del Parlament de Cataluña se decidió declarar la independencia, hecho que motivó al gobierno del Partido Popular a aplicar el Artículo 155, que le permite disolver las instituciones locales.

David Ortiz Castaño

Escribo sobre economía y negocios. Periodista y estudiante de Ciencia Política.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección