Genocidio, el crimen de las Fuerzas Armadas de Birmania contra los rohinyás

  • Genocidio, el crimen de las Fuerzas Armadas de Birmania contra los rohinyás
AFP | Publicado el 27 de agosto de 2018

Investigadores de la ONU pidieron el lunes que la justicia internacional abra una causa contra el jefe de las Fuerzas Armadas de Birmania y otros cinco jerarcas militares por “genocidio”, “crímenes de lesa humanidad” y “crímenes de guerra” por la represión de la minoría rohinyá. “Los principales generales de Birmania (Myanmar), incluido el comandante en jefe Min Aung Hlaing, deben ser investigados y encausados por genocidio en el norte del estado de Rakáin”, afirmó un informe de la misión de la ONU en Birmania.

Lea también: La difícil situación de los refugiados en Myanmar

También deben ser investigados por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra en los estados de Rakáin, Kachin y Shan”, sostuvo el informe de la misión. Más de 700.000 rohinyás tuvieron que huir de Birmania entre agosto y diciembre de 2017 tras una ofensiva del ejército birmano hecha en represalia a los ataques de rebeldes rohinyás contra puestos fronterizos. Estos se refugiaron en Bangladés donde residen en inmensos campamentos de refugiados.

Según la misión de la ONU, es “prudente” la estimación hecha por Médicos Sin Fronteras (MSF) de que hubo unos 10.000 muertos durante la persecución de los rohinyás.

Campos de refugiados rohinyás en Bangladés. FOTO: EFE

Image

Campos de refugiados rohinyás en Bangladés. FOTO: EFE

Controvertido papel de Facebook

La misión de la ONU hizo una primera lista con seis altos cargos militares, entre los cuales figuraba el jefe del ejército, sospechosos de haber cometido “crímenes de lesa humanidad”. Pero también elaboró una segunda lista más extensa, que incluye otros dirigentes supuestamente implicados en la persecución contra los rohinyás.

Facebook cerró este lunes la página del jefe de las Fuerzas Armadas de Birmania por “violación de derechos humanos”. Según anunció la red social, un total de 20 páginas birmanas fueron eliminadas. La misión de la ONU había subrayado el controvertido papel de Facebook como “instrumento útil para aquellos que intentan expandir el odio”.

“A pesar de que haya mejorado durante los últimos meses, la respuesta de Facebook fue lenta e ineficaz”, critica el informe.

Según los investigadores de la ONU, la dirigente birmana Aung San Suu Kyi “no utilizó su posición como jefa de gobierno ni su autoridad moral para hacer frente o impedir los hechos ocurridos en el Estado de Rahkin”.

“Por sus actos y omisiones, las autoridades contribuyeron en la ejecución de estos crímenes atroces”, consideraron los investigadores de la ONU. No obstante, las autoridades civiles de Birmania, según la misión de la ONU, tuvieron “poco margen de maniobra” para controlar las acciones del ejército birmano y “nada indica que participaran directamente en la planificación y la aplicación de las operaciones de seguridad y que formaran parte de la estructura de mando”.

Image

Min Aung Hlaing, jefe de las Fuerzas Armadas de Birmania (Myanmar). FOTO: EFE

“Tácticas desproporcionadas”

La misión de la ONU, que no recibió la autorización para desplazarse a Birmania, entrevistó a 857 víctimas y también utilizó imágenes de satélite para su investigación. Según este informe, “los crímenes cometidos en el Estado de Rahkin y la manera en la que fueron perpetrados son de una naturaleza y una gravedad similares a aquellos que permitieron establecer una intención genocida en otros contextos”.

El informe describe una larga lista de crímenes contra la humanidad que habrían sido cometidos contra los rohinyás en los Estados de Kachin, Shan y Rahkin. Por ejemplo, torturas, violaciones, casos de esclavitud sexual o persecuciones. Los expertos también hablan de “exterminio y deportación” como dos crímenes contra la humanidad cometidos en Rahkin.

Las “tácticas” del ejército birmano fueron “sistemáticamente y excesivamente desproporcionadas respecto a la amenaza real a la seguridad, especialmente en el Estado de Rahkin, pero también en el norte de Birmania”, según el informe. Los investigadores aconsejaron al Consejo de Seguridad de la ONU que lo denuncie a la Corte Penal Internacional o que establezca un tribunal internacional para juzgar estos crímenes.

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió en varias ocasiones a Birmania que detenga las operaciones militares y garantice un retorno seguro a los rohinyás, pero estas iniciativas se confrontaron con la negativa de China, principal aliado de las autoridades birmanas.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección