Puigdemont pide a Rajoy reunirse por fuera de España

  • Carles Puigdemont espera respuesta de Mariano Rajoy sobre su invitación a conversar. FOTO: EFE
    Carles Puigdemont espera respuesta de Mariano Rajoy sobre su invitación a conversar. FOTO: EFE
OLGA PATRICIA RENDÓN MARULANDA, AFP Y EFE | Publicado el 22 de diciembre de 2017

El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, propuso hoy al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reunirse “en Bruselas o en otro país de la Unión Europea, menos España, por motivos evidentes”.

Puigdemont dijo, en una rueda de prensa, que esa reunión debería producirse “sin condiciones previas” de ninguna parte y que el presidente del Gobierno “tiene una oportunidad magnífica de empezar a ponerse del lado de las soluciones y no crear así más problemas”.

La propuesta de Puigdemont se produce después de que el bloque independentista revalidara este jueves la mayoría absoluta en las elecciones catalanas convocadas tras el 155.

Es importante aclarar que aunque en la repartición de escaños, que se hace por la división política de la comunidad autónoma, los independentistas alcanzaron un mayor número de escaños, por cantidad de votos ganaron los partidos no independentistas, por lo que no se puede concluir que la mayoría de los catalanes quieren salir de España.

Le puede interesar: Independentismo: vuelve y juega

Este encuentro no se ve que sea posible en este momento, ya que Puigdemont es prófugo de la justicia española y actualmente está en Bruselas, por lo que no sería moralmente aceptable que Rajoy se entrevistara con él.

Justicia española va contra otros dirigentes independentistas

El Tribunal Supremo español anunció este viernes que está investigando como sospechosos de presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación a más dirigentes independentistas catalanes.

En un auto recibido por la AFP, el juez instructor Pablo Llarena amplía oficialmente la investigación, por cargos que pueden acarrear hasta 30 años de prisión, a figuras como la reelecta diputada Marta Rovira, número dos de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), uno de los dos grandes partidos secesionistas.

También aparecen como investigados dos dirigentes del partido anticapitalista y secesionista CUP, Anna Gabriel y Mireia Boya, el expresidente regional Artur Mas, inhabilitado dos años por otra causa, y Marta Pascal, dirigente del PDeCAT, el otro gran partido independentista dirigido por el cesado presidente catalán Carles Puigdemont.

En total, seis encausados se suman a los 22 ya investigados por el Tribunal Supremo por su papel en el proceso separatista, que culminó el 27 de octubre con la declaración unilateral de independencia de Cataluña en el Parlamento regional.

Entre los encausados previamente están los 14 miembros del gobierno cesado de Puigdemont, la presidenta de la cámara saliente Carme Forcadell y los líderes de dos organizaciones secesionistas, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. Tanto estos dos últimos como el vicepresidente catalán cesado, Oriol Junqueras, y el ex responsable de Interior del gobierno regional, Joaquim Forn, se encuentran en prisión.

Lea aquí: Independentistas vuelven a ser mayoría absoluta en Cataluña

El auto explica que según las investigaciones efectuadas por la Guardia Civil, “todos ellos aparecen identificados como participantes de algunas de las reuniones que supuestamente sirvieron para idear y pergeñar el proceso de ruptura que se investiga”.

Igualmente, “aparecen referenciados como integrantes” de un “comité estratégico” que habría pilotado el proceso secesionista.

Una fuente judicial indicó a AFP que, más adelante, el juez precisará qué cargos pesan concretamente sobre los nuevos sospechosos.

En las elecciones regionales del jueves, los partidos secesionistas mantuvieron su mayoría de escaños, con 70 de los 135 asientos del Parlamento catalán.

En los comicios fueron reelectos como diputados Puigdemont, que se encuentra autoexiliado en Bruselas, el encarcelado Junqueras y Marta Rovira.

A conformar Gobierno

Según la legislación española, el nuevo Parlamento se tiene que constituir dentro de los 20 días hábiles posteriores a las elecciones, lo que sitúa como fecha límite el 23 de enero, y después será la Cámara regional, con 135 diputados, la que elija al nuevo presidente del Gobierno catalán.

Su presidencia debe abrir consultas entre los distintos líderes parlamentarios para explorar quién puede contar con apoyos suficientes para ser elegido presidente del Gobierno catalán (Generalitat).

Para ello tiene un plazo de diez días hábiles posteriores a la constitución del Parlamento, por lo que el debate de investidura del nuevo presidente de Cataluña debería celebrarse como fecha límite el 6 de febrero.

Contexto de la Noticia

Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección