El aval al Brexit no evita crisis para May

  • La mandataria británica se encuentra ante uno de los momentos más críticos de su gobierno, sin el apoyo de las facciones más radicales del Brexit. FOTO AFP
    La mandataria británica se encuentra ante uno de los momentos más críticos de su gobierno, sin el apoyo de las facciones más radicales del Brexit. FOTO AFP
Por daniel armirola r. | Publicado el 11 de julio de 2018
Infografía
El aval al Brexit no evita crisis para May
en definitiva

May podría aprovechar este tiempo de fisuras para formar un bloque derechista totalmente alineado al Brexit moderado y seguir apartando a las facciones representadas por Boris Johnson.

Dos ministros renunciaron en menos de 24 horas al gobierno británico, cuando se pensaba que todo era sonrisas en el número 10 de Downing Street, donde la primera ministra Theresa May dictamina el camino a seguir para Reino Unido desde lo político y lo económico.

Tras la renuncia del canciller Boris Johnson y del secretario del Brexit, David Davis, medios de comunicación internacionales mencionan una crisis política en torno a la mandataria, a pesar de que parecía fortalecida hasta hace pocos días tras el aval de la reina Isabel II a la ley para separarse de la Unión Europea, el pasado 26 de junio.

Boris Johnson se retira en medio de la crisis del Brexit”, tituló BBC, “La dimisión de Johnson agrava aún más la crisis política de May”, sentenció El País de España, “Davis renuncia, hundiendo al gobierno”, afirmó The Guardian.

¿Pero realmente hay una coyuntura de debilidad en el Partido Conservador? En ese caso, ¿qué causas tiene? ¿y qué implicaciones dejaría sobre el futuro de la política en Londres? EL COLOMBIANO abordó el tema con expertos, que coincidieron al señalar los motivos.

“Hay un malestar creciente en la derecha por la modalidad en la que se llevará a cabo el Brexit. Unos quieren un proceso suave, que no implique afectaciones tan directas sobre el sistema productivo, el migratorio, el comercio, la diplomacia y la vida de los británicos. Los ministros encargados de esos temas, en general se han mantenido alineados a May. No obstante, las facciones más radicales, lideradas por Johnson y Davis, argumentan que el mandato popular no contemplaba matices, era automático e imperante”, explicó Diego Cediel, internacionalista y docente de la Universidad de La Sabana.

Precisamente, en la misiva en la que se despidió del gobierno, el icónico canciller de la separación afirmó que “el Brexit debería ser una oportunidad de maximizar las ventajas particulares del Reino Unido. Pero ese sueño se está muriendo, ahogado por unas dudas innecesarias”, en referencia a las políticas de May.

En opinión de Rafael Piñeros, coordinador del área de Relaciones Internacionales de la Universidad Externado, el Reino Unido está en una profunda crisis política, “porque no puede encontrar un camino fácil para su desarrollo posterior. La salida de Johnson y de Davis es la crónica de un conservadurismo profundamente dividido. En realidad es imposible completar un Brexit sin vías de entendimiento con Europa, algo que sabe May, pero fueron las consignas planteadas en la campaña de 2016 las que ahora dificultan ese camino moderado”.

¿Se beneficia el laborismo?

Hablando de asuntos concretos, el principal punto de discordia es que para el ala dura de los conservadores, el país debería tener pleno control de tasas y aranceles comerciales, sabiendo que de momento acata las decisiones europeas en ese sentido. También respecto a las políticas migratorias, donde Bruselas le achaca a May que los británicos ya firmaron distintos compromisos que deben cumplir. Al parecer, las renuncias de Johnson y Davis indican que el Brexit con matices se impuso.

Entre fracturas derechistas, ¿puede aprovechar el laborismo? Para Piñeros el liderazgo de Jeremy Corbyn no convence a los británicos porque es visto como “muy ambivalente frente al Brexit. De momento podrá ganar poder, más no disputar el espacio de May”.

Contexto de la Noticia

INFORME imagen de unidad

· Con una foto sonriente y rodeada de su gabinete, la primera ministra británica, Theresa May, intentó dar por zanjada la crisis que en los últimos días ha agitado a su gobierno a raíz de sus planes para un Brexit suave. May convocó ayer una reunión con sus nuevos ministros que calificó de “productiva”, con miras a “una semana ocupada” en la que va a presentar el Libro Blanco con su futuro plan de relación bilateral con la Unión Europea (UE). El controvertido acuerdo, adoptado el pasado viernes en Chequers (sureste inglés) tras horas de debate entre los miembros del Ejecutivo conservador, precipitó el domingo la dimisión de Davis, y un día después, de Johnson.

Daniel Armirola Ricaurte

Salsero a ultranza. Volante de salida. San Lázaro me protege antes del cierre. Máster en Periodismo - El Mundo (España). Redactor Internacional - El Colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección