Conozca por qué Israel y Palestina sufren escalada violenta

  • Los palestinos se sienten cada vez más acorralados mientras que Israel blinda a los colonos en la Cisjordania ocupada, aupado por el apoyo de la administración Trump. FOTO EFE
    Los palestinos se sienten cada vez más acorralados mientras que Israel blinda a los colonos en la Cisjordania ocupada, aupado por el apoyo de la administración Trump. FOTO EFE
Daniel Armirola R. | Publicado el 14 de mayo de 2018

El mismo día en que Estados Unidos inauguró su Embajada en Jerusalén, el Ejército israelí mataba a por lo menos 41 palestinos que protestaban en Gaza, en el día más violento para la región desde los vividos en la Operación Margen Protector (8 de julio al 26 de agosto de 2014) en la Franja.

¿Por qué los ánimos están escalando a niveles bélicos nuevamente en Tierra Santa? EL COLOMBIANO le explica a continuación los factores claves de la actual coyuntura de tensiones, protesta y enfrentamiento.

Image

1. ¿Defensa u opresión?

La decisión de Donald Trump de trasladar de Tel Aviv a Jerusalén la Embajada de Estados Unidos en Israel, encendió no solo la indignación de la comunidad internacional, sino las protestas en los territorios palestinos (Cisjordania y la Franja de Gaza).

Desde entonces la región no ha vuelto a la tranquilidad y los muertos, siempre palestinos, siguen ocupando los hospitales. La versión oficial del Estado judío, siempre que se producen enfrentamientos, es que los muertos son atacantes terroristas que lanzan bombas incendiarias contra sus soldados. Por parte de Palestina, se asegura que Israel responde con arma de fuego a civiles desarmados.

“Israel responde de la forma más violenta, sin considerar si hubo o no provocación, quién resulta muerto, y qué dice el derecho internacional. El gobierno de Benjamin Netanyahu es consciente de que no sufrirá ninguna consecuencia si asesina manifestantes palestinos”, aseguró el politólogo Hasan Turk.

Sin importar quién tiene razón, la comunidad internacional parece incapaz de prevenir las muertes violentas en la zona y de fiscalizar a los actores en este conflicto.

Entretanto, como advierte Turk, “la situación injusta de los palestinos sigue dando combustible político en el mundo árabe a los grupos terroristas y extremistas, que intentan así justificar y legitimar sus absurdas ideas de guerra contra Occidente”.

Image

2. Embajada y desafío

Tal como ya fue mencionado, el traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén fue sentido como un desafío a los palestinos y un respaldo de Washington a la ocupación de sus territorios (colonias judías en Jerusalén Este y Cisjordania). Compartir dicha urbe es parte integral de la solución de los dos Estados a la que aspiran Palestina y la comunidad internacional.

Los efectos no son tan claros, pero sin duda es explicable que, mientras Ivanka Trump participa en la ciudad santa de la inauguración de dicha sede diplomática, al otro lado las tensiones aumenten.

En opinión de Víctor de Currea-Lugo, “el traslado de la Embajada estadounidense no es el verdadero factor que desencadenó las protestas, es solo un detonante. Estas son contra las injusticias del régimen de ocupación israelí en general. Pero, sin duda, no hemos visto todos los efectos negativos que puede dejar está acción en una región tan conflictiva”.

Turk coincidió: “Calcular los resultados que podría tener tal escenario es muy difícil, pero es claro que serían desastrosos en general para Medio Oriente. Una región que está al borde del colapso, con Estados fallidos, terrorismo, entre otros problemas. Esto llevaría a un callejón sin salida en la zona”.

Por su parte, Marcos Peckel, director ejecutivo de la Confederación de Comunidades Judías de Colombia, difirió con esa visión pesimista: “una cosa son las especulaciones previas y otra lo que ocurra después. No se sabe si se cumplen todas esas profecías apocalípticas o no pasa nada. Es claro que es un tema sensible el de Jerusalén, pero se podría dar un resultado no tan negativo”, advirtió.

Image

3. Descontento interno

Son cada vez los sectores dentro de la sociedad palestina que llaman a consolidar una Tercera Intifada (alzamiento), para protestar contra las injusticias que viven a diario. Pero hay un factor distinto y novedoso. Históricamente, la Primera Intifada (1987-1993) fue convocada por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), hoy plasmada en el gobernante Fatah partido hegemónico en Cisjordania, y la Segunda (2000 - 2005), por Hamas, organización que controla Gaza. Esta vez, el movimiento de malestar se ha generado espontáneamente desde la ciudadanía y tiene elementos de protesta interna.

“Actualmente hay un debate interno: ¿Cuál es el sentido de una Autoridad Nacional Palestina que no tiene un poder real? Eso es parte de la actualidad de dicho pueblo y está influenciando estas manifestaciones”, consideró De Currea-Lugo.

Image

4. Ausencia de voluntad y soluciones

¿Pero por qué parece casi imposible que los bandos en conflicto se sienten en la mesa de diálogo para discutir vías de solucionar esta situación?

No solo la acción de la administración Trump aleja esas posibilidades al desconocer los reclamos palestinos. Hay varios otros factores que impiden de momento salidas negociadas.

Primero la incapacidad mundial para presionar por soluciones. Para De Currea-Lugo, “a la comunidad internacional actualmente no parece importarle los muertos de Gaza. Y lo que es peor, a los propios gobiernos árabes: Egipto, Jordania, Arabia Saudita, Turquía, Emiratos Arabes Unidos, Catar. Por distintos motivos geopolíticos, los líderes árabes no se la quieren jugar a favor de los palestinos”.

Turk consideró que, en cualquier caso “la comunidad internacional no puede hacer mucho frente a un presidente como Donald Trump. Sabemos que él hace lo que piensa que está bien para su gobierno y para EE. UU. Es una personalidad reacia, difícil para que escuche los problemas de los demás. Está enfocado en sus intereses y por eso toma parte en ese conflicto”.

El experto señala por su parte las fisuras políticas de los palestinos que, a pesar de que el pasado octubre fueron frenadas para dar prioridad a sus intereses comunes —en un acuerdo entre Fatah y Hamas—, hoy podrían resurgir.

“Con lo que está ocurriendo, posiblemente Hamas rompa el pacto, y acuse a la OLP de haber dado muchas concesiones a los israelíes y estadounidenses. Se podrían además multiplicar los llamados a retomar la lucha armada”, advirtió.

Contexto de la Noticia

Daniel Armirola Ricaurte

Salsero a ultranza. Volante de salida. San Lázaro me protege antes del cierre. Máster en Periodismo - El Mundo (España). Redactor Internacional - El Colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección