México: caso chuzadas golpea al gobierno

  • Las revelaciones de The New York Times se dan en los días en que México acoge la Asamblea General de la OEA. FOTO efe
    Las revelaciones de The New York Times se dan en los días en que México acoge la Asamblea General de la OEA. FOTO efe
Publicado el 21 de junio de 2017
36

periodistas han sido asesinados en México durante el mandato de EPN.

Varias organizaciones de activistas y periodistas de México denunciaron el lunes que 16 personas fueron espiadas por autoridades federales a través de un programa informático que se instaló en sus celulares y que fue creado en Israel para combatir el terrorismo, el mismo día en que el diario The New York Times publicó un artículo en el que denuncia que el gobierno de dicho país gastó cerca de 80 millones de dólares en ese programa de espionaje.

La prestigiosa reportera Carmen Aristegui, quien reveló en 2014 un escándalo en torno a una propiedad de la esposa del presidente Enrique Peña Nieto (EPN), así como Carlos Loret, estrella de los noticieros de la cadena Televisa, habrían sido algunas de las víctimas.

Nueve de esos periodistas y activistas presentaron una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República, una de las autoridades del gobierno federal que supuestamente los espió, además de la Secretaría de la Defensa Nacional, que incluye al Ejército y la Fuerza Aérea.

Exhortan a Peña Nieto

“No me parece un asunto menor. Por el espionaje se abre la puerta para que lleguen más lejos, la intimidación, el acoso, la censura, los despidos, las golpizas (...) la impunidad que favorece que nada de esto se investigue, que nada de esto se castigue”, dijo Loret en un video difundido en redes.

El periodista, quien habría sido espiado por investigar el caso Tanhuato, sobre una supuesta ejecución extrajudicial por parte policías federales, dijo que esto ocurre en el contexto de una ola de crímenes contra periodistas.

Aristegui exhortó directamente al Presidente Enrique Peña Nieto a dar explicaciones: “Qué tiene que decir el jefe del Estado mexicano si entendemos esto (...) como una operación de Estado, donde los agentes, lejos de hacer lo que deben hacer legalmente, han utilizado nuestros recursos, impuestos y dinero para cometer ilícitos graves”.

Otras víctimas del espionaje fueron activistas que pugnaron por un nuevo sistema nacional contra la corrupción, así como abogados de los familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, uno de los casos más notorios de violaciones a los derechos humanos.

Más de 75 mensajes de texto de cinco casos en total fueron documentados, según el Citizen Lab de la Universidad de Toronto, que investigó el espionaje.

Las organizaciones dijeron que también solicitaron medidas cautelares ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, así como ante otros organismos.

Gobierno niega denuncias

La Presidencia de México aseguró que no hay pruebas de que “agencias del gobierno sean responsables del supuesto espionaje” descrito en un artículo del diario The New York Times, en el que se señala que periodistas y activistas fueron blanco de interceptaciones telefónicas.

En una carta a la dirección del rotativo estadounidense, el director para Medios Internacionales de la Presidencia de México, Daniel Millán, destaca que “no hay prueba alguna de que agencias del gobierno mexicano sean responsables del supuesto espionaje descrito en su artículo”.

La Presidencia además expresó su respeto a la privacidad y condenó “cualquier intento” de vulnerarla, en respuesta al artículo.

“Para el gobierno de la República, el respeto a la privacidad y la protección de datos personales de todos los individuos son valores inherentes a nuestra libertad, democracia y Estado de Derecho. Por tanto, condenamos cualquier intento de vulnerar el derecho a la privacidad de cualquier persona”, indicó Millán en la misiva.

La carta hace un llamado “a quienes pudieran haber sido víctimas de las acciones descritas en su artículo a que presenten su denuncia ante la Procuraduría General de la República”.

Contexto de la Noticia

Paréntesis VENEZUELA VS. MÉXICO EN LA OEA

Venezuela respondió ayer a la presión de México sobre su gobierno con diez proyectos de resolución en la 47 Asamblea General de la OEA, entre ellos uno sobre los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

Es precisamente México el país que lidera la presión en la cumbre que aloja en Cancún para exigir a Maduro que cese la Constituyente, libere a presos políticos y fije un calendario electoral.

El texto de Venezuela sobre el caso de los desaparecidos en 2014 condena “toda política estatal que, por acción u omisión, promueva la desaparición forzada”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección